Monday 10 de August, 2020

La esposa del maquinista de la tragedia de Once también salió a pedir su arresto domiciliario: asegura que se deteriora la salud de su hija

Nataly Herrera dialogó con Primer Plano Online desde su casa de Moreno, donde se encuentra de licencia al cuidado de su nena, de dos años y medio. “Dejó de comer y el pediatra recomendó que vaya al psicólogo. Pero al no poder ver al papá por el coronavirus está muy caída”, describió la mujer.

Nataly Herrera y Marcos Córdoba durante el embarazo: antes del primer año de la nena el motorman fue detenido para cumplir su condena

Nataly Herrera atiende a Primer Plano Online en el momento de la siesta. Logró dormir a su hija después del almuerzo que compartieron en su casa de Paso del Rey, en Moreno, donde pasan la cuarentena juntas. Mamá está licenciada y exceptuada de concurrir al trabajo por el decreto presidencial de aislamiento, y se retroalimentan a la espera de que Marcos Córdoba vuelva a su hogar tras cumplir la condena por la tragedia de Once.

Desde el 29 de diciembre de 2017, cuando al motorman lo condenaron a tres años y medio de prisión, su familia empezó a atravesar la lógica incertidumbre de no saber qué iba a ocurrir. Con un agravante: a Córdoba ordenaron detenerlo a pocos días de que la nena cumpliera su primer año de vida. “Eran muy pegados, estaban todo el día juntos. Y que papá no esté más de un día para el otro fue un golpe durísimo”, contó Nataly, de 25 años.

Nataly es banderillera del Ferrocarril Sarmiento: entró a trabajar por gestiones del gremio para solventar a su hija

Cuando su compañero de vida fue condenado, la nena tenía apenas dos meses de vida. Pero como el fallo era en primera instancia no fue preso al momento de la sentencia. Luego de la confirmación de Casación, Córdoba fue llevado al penal de Marcos Paz a cumplir la pena: fue detenido el 5 de octubre de 2018. “Nueve días antes que mi nena cumpla el añito”, recuerda la mujer. Desde que su papá fue preso, la chiquita dejó de comer y el pediatra le recomendó tratamiento psicológico. Pero pasa el tiempo y no repunta. Está flaca y su contextura física preocupa a los profesionales.

Nataly se desempeña actualmente como banderillera de la Línea Sarmiento. No tiene un puesto fijo, sino que alterna mes tras mes en diferentes pasos a nivel. Ingresó al ferrocarril por pedido de su marido ante el gremio, ya que no tenía otro sustento para su familia. Alquilan la casa en la que viven y necesitaban un ingreso para poder seguir adelante.

Ella impulsó, junto a su abogada y el respaldo del gremio Unión Ferroviaria seccional oeste, la posibilidad de conseguir el arresto domiciliario para Marcos. Pero recibió la negativa en dos ocasiones: la justicia le respondió al planteo que tenía todas las condiciones para prevenir que el coronavirus llegue a la cárcel, que él no está incorporado en los grupos de riesgo y que su familia directa tiene posibilidades de cuidar a la nena. “Pero eso no es así. Yo estoy sola, porque mi suegra tiene problemas cardíacos y mi suegro es diabético, así que los dos tienen que hacer la cuarentena y no pueden cuidar a la nena”, afirma la mujer del maquinista.

Rechazaron el pedido de arresto domiciliario para el maquinista de la tragedia de Once, Marcos Córdoba

Córdoba podría salir en septiembre al cumplir dos tercios de la condena. Hasta entonces, mientras dure la emergencia sanitaria por el Covid-19, sólo se comunica por teléfono una vez cada 15 días, con una duración de diez minutos. “Cuando habla con su hija le cambia totalmente el ánimo a la nena y le recarga pilas”, expresa Nataly.

Sobre la condena a su compañero de vida ella prefiere no hablar. Sólo revela que lo conoció dos años después de la tragedia, que costó la vida de 51 personas y causó más de 700 heridos. “A través de amigos en común nos conocimos. Es una persona excelente y como padre es espectacular a pesar de las circunstancias de estar lejos nuestro”, concluyó.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram