Monday 26 de October, 2020

Para la Fiscalía la explosión en la escuela de Moreno fue por un escape de gas: el pedido de justicia de la comunidad educativa es contundente

La dependencia judicial continúa recibiendo nuevos testimonios de empleados del colegio, del gasista y de personal del Consejo Escolar de ese distrito. Y aguarda los resultados de los informes de Policía Científica y de los peritos en explosivos que trabajaron en el lugar. La marcha de maestros es enorme.

Entierro de Sandra Calamano
Imagenes de profundo dolor se vivieron en el entierro de Sandra Calamano, la querida vicedirectora de la Escuela 49

Un informe preliminar de la fiscalía que investiga la explosión que provocó dos muertes en una escuela Nº 49 Nicolás Avellaneda —ubicada en Davaine y Félix Roldan del barrio San Carlos—, en Moreno, indica que, en base a la observación del establecimiento, a los dichos de los testigos presenciales y al reporte oral de los peritos, la explosión fue causada por un escape de gas producido en la sala de profesores.

A la vez, el informe también señala que quedó determinado que el día miércoles 1 de agosto había concurrido al establecimiento un gasista matriculado a revisar las instalaciones. El documento indica además que la Fiscalía continúa recibiendo nuevos testimonios de empleados de la escuela, del gasista y de personal del Consejo Escolar de Moreno. Y que está esperando los resultados de los informes de Policía Científica y de los peritos en explosivos que trabajaron en el lugar.

A la vez, también trascendió parte de la declaración testimonial del gasista que visitó la escuela el miércoles. Cristian Recovene habría afirmado ante la Justicia que él no había encontrado pérdidas de gas en la estufa que revisó y que no controló el resto de la instalación de gas. Además, contó que desde la escuela lo llamaron el jueves apenas un minuto antes de que se produjera la explosión mortal.

DOLOR, INDIGNACIÓN Y MASIVAS MOVILIZACIONES

Cientos de personas pasaron entre anoche y hoy viernes por la mañana por la casa velatoria donde despidieron los restos de Sandra Calamano, la vicedirectora que murió en la escuela Número 49 de Moreno luego de una explosión ocurrida por una pérdida de gas que había sido denunciada ocho veces.

Entre alumnos, egresados, docentes, vecinos del barrio y familiares se abrazaban para calmar el llanto. Muchos repetían eso que ayer ya decían en la puerta de la escuela que ahora quedó destruida: “Se murió por los chicos. Fue a la escuela porque no quería que los pibes se quedaran sin comer, les estaba por preparar el desayuno”, narró una maestra que fue compañera de Sandra.

Mientras, el paro docente y la marcha convocada por gremios que nuclean a los trabajadores es contundente, y la adhesión en absoluta. En Morón y Hurlingham se vieron las manifestaciones más numerosas en la región oeste, siempre bajo la consigna de “Sandra y Rubén presentes”.

 

En uno de los actos masivos, llevados a cabo en Hurlingham, un maestro pidió la palabra y leyó un texto que, aclaró, le había llegado anoche. Y lo compartió con sus colegas. “Mañana no hay clases, porque no hay maestra. No esperen campanas, bicis pedaleando, filas de hermanos, bufandas y gorros en barrio San Carlos. No habrá desayuno, los vidrios se han roto y la orquesta busca acordes de amor entre los escombros. Mañana no hay clases, explotó la escuela como un tren que choca, otra vez perdieron las almas morenas”.

Marcha de docentes en Hurlingham

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram