Thursday 16 de September, 2021

La historia detrás del ataque del Pitbull en Hurlingham: el nene que pregunta si su perro tiene amigos en el cielo

La dueña del animal publicó un posteo en sus redes sociales para dar a conocer la angustia que atraviesa la familia. El domingo pasado, el can se escapó de su casa y atacó a una abuela, a la que lastimó en distintas partes del cuerpo.

El perro Arón ya se había escapado y fue sacrificado por la Policía tras atacar a una vecina

La dueña del Pitbull que el domingo pasado atacó a una abuela de 83 años en Villa Club, le causó heridas en diferentes partes del cuerpo y también mordió a otro joven que pasaba por el lugar y salió en defensa de la anciana, se descargó en redes sociales con un posteo en el que dio a conocer su pensamiento sobre lo ocurrido.

“Bronca me da porque no viven ni dejan vivir”, fue el mensaje de Solange, la propietaria del animal. “Somos los inconscientes, los señalados, los que no cuidan a los animales, que lo entrenamos, que estaba en la calle, que no lo cuidábamos… Un descuido puede pasar cualquier cosa. Angustiada todos los días, leyendo comentarios de mierda, no tienen respeto por nada”, apuntó contra el vecindario.

Y siguió: “Arón era un perro cuidado, siempre con su comida, su lugar donde estar, conviviendo día a día con una criatura de dos años. ¿Por qué no se preocupan de sus problemas, se dejan de hablar y se ponen a pensar que hay una familia atrás de los heridos? Y también de Arón, ya que hay una criatura de dos años que pregunta si su perro en el cielo tiene amigos o si comió hoy”, agregó la mujer.

“Nadie entrena para lastimar ni matar a un humano o a un animal”, completó el posteo acompañado con fotos de su pequeño hijo con el Pitbull, que murió luego de dos balazos disparados por la Policía que llegó al lugar con la anuencia de la mamá de la dueña. “Ya no lo puedo manejar”, le respondió Susana al efectivo policial que tampoco podía frenar la furia de Arón.

Daniel, su marido, fue quien dio telefónicamente la indicación a los uniformados para que le disparen. «Mátenlo porque está fuera de sí», le contó a Canal 9, al tiempo que aclaró que el animal «no era malo» y se escapó cuando abrieron la puerta de su casa para salir. «Cuando llovía tenía miedo y nos pedía entrar», describió. Mientras, la abuela atacada, Teresa Cortez, sigue internada. «Le pido un millón de disculpas y voy a estar al lado de ella para lo que necesite», concluyó.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram