Monday 10 de August, 2020

La jefa de los fiscales de Morón les confirmó a los intendentes de la región que menos del 1% de los detenidos en ese Departamento Judicial recibió arresto domiciliario

Fue luego de un encuentro realizado esta mañana, del que participaron los jefes comunales Alberto Descalzo, Gustavo Menéndez, Lucas Ghi y Juan Zabaleta. Conocé detalles exclusivos de lo que conversaron.

Los intendentes Zabaleta, Menéndez, Ghi y Descalzo con la jefa de los fiscales de Morón, Karina Iuzzolino, y la defensora general, Claudia Bonanata

El segundo encuentro del poder político de la región oeste con funcionarios judiciales del Departamento Judicial Morón arrojó como resultado que menos del 1% de los detenidos recibió el arresto domiciliario en los cuatro Municipios que componen la estructura. Así se lo confirmó la fiscal general, Karina Iuzzolino, a los intendentes Alberto Descalzo (Ituzaingó), Lucas Ghi (Morón), Gustavo Menéndez (Merlo) y Juan Zabaleta (Hurlingham), durante la reunión que ayer fue anticipada por Primer Plano Online.

“A partir de la resolución de la Suprema Corte está todo un poco más tranquilo, pero nos manifestaron sus inquietudes en relación a lo que los funcionarios de este Departamento Judicial estuvieron consintiendo, que es mucho menor a lo que se puede ver a nivel provincial”, explicó Iuzzolino a este medio. “Tenemos cuatro mil detenidos y no llegan a 40 las morigeraciones otorgadas”, precisó la jefa de los fiscales.

Los intendentes, por su parte, reiteraron las inquietudes en relación a lo que sucede en los barrios, y las preocupaciones que transmites vecinos y vecinas sobre la chance de que algún delincuente peligroso pueda regresar a su hogar. Además, insistieron en la idea de estar al tanto cuando se tome alguna determinación sobre arrestos domiciliarios, para intentar contribuir con herramientas que sostengan la paz social. De todos modos, tanto Iuzzolino como la defensora general, Claudia Bonanata, recalcaron que el destino de un preso es responsabilidad estricta de los jueces, y no dependen de las fiscalías.

Justamente Bonanata, una de las pocas defensoras que no firmó la nota presentada por sus colegas para que el gobernador Axel Kicillof conmute penas a condenados por delitos de hasta cinco años de prisión y que en el transcurso de 2020 cumplan su castigo, explicó a este medio que la reunión fue “cordial” y reveló que uno de los temas planteados por los intendentes fue la preocupación por el acceso a la justicia de parte de las familias más vulnerables.

“Hay mucha gente en estado de vulnerabilidad extrema con dificultades de acceder al Poder Judicial cuando tienen que recurrir a la defensa pública. Por eso tratamos de ser creativos para hacer funcionar lo que anda bien y lo que falta coordinar con los servicios locales para optimizar las prestaciones”, concluyó la defensora general.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram