Friday 7 de October, 2022

“La justicia hizo lo que tenía que hacer”: la triste sensación de esperanza de la familia del bebé atropellado en Hurlingham

Mara Maidana y Beto Escalada, los padres de Máximo, celebraron el rechazo a la prisión domiciliaria para Nicolás Hermosilla, el asesino al volante que manejaba borracho y mató al chiquito de un año y medio que jugaba en la puerta de su casa.

Papás de Máximo Escalada
Mara Maidana y Beto Escalada, los pades del bebé atropellado en la puerta de su casa en Villa Tesei

“Es una buena noticia. La justicia hizo el trabajo que tenía que hacer. Que siga estando adentro porque es un peligro que ese chico salga a la calle: vivía las 24 horas del día drogado”. Beto Escalada es el padre de Máximo y siempre lo será. Pero ya no tiene a su hijo consigo producto de la irresponsabilidad de un vecino de 18 años que manejaba alcoholizado y bajo los efectos de estupefacientes y atropelló y mató al chiquito de un año y medio que jugaba en la puerta de su casa.

Como informó Primer Plano On Line en exclusiva el lunes a la tarde, la justicia rechazó el pedido planteado por la defensa de Nicolás Hermosilla, el conductor, para otorgarle la prisión domiciliaria. Las razones de la denegatoria radican en que el entorno familiar del acusado no es favorable para alojarlo durante el período anterior al juicio, debido a los incidentes que ocasionó su familia cuando agredió en reiteradas ocasiones a los Escalada a finales del año pasado. Esa situación ameritó una restricción perimetral por parte del fiscal interviniente, Alejandro Jons, quien también se había opuesto a la morigeración de la prisión preventiva ordenada. Incluso los Hermosilla debieron mudarse del barrio, dado que una pueblada se había alzado en su contra debido a esa actitud hostil con los papás del infortunado bebé.

“Que pague lo que tiene que pagar. Nosotros vamos por todo: queremos que le den 25 años por lo que hizo”, apuntó Beto Escalada durante una entrevista con Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano. No fue sólo a la nota. Lo acompañó Mara, su mujer y la mamá de Máximo, quien no logró contener las lágrimas. “Nos destruyó la vida a todos. Yo sé que esto no va a modificar nada porque nuestro dolor va a ser eterno, pero queremos que sea una condena ejemplar, que la justicia vez que esto no es que salimos en un canal de televisión y ven nuestro dolor. Pero el día a día es sufrir y sufrir su ausencia”, reflexionó al borde del llanto.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram