Friday 16 de April, 2021

La Justicia ordenó la reinstalación de la trabajadora despedida del call center de Ituzaingó

La medida judicial ratificó que la joven fue echada violando la normativa vigente (decreto antidespidos) y le dio la razón a la empleada, que junto a otra compañera viene luchando por su reincorporación. “Teníamos razón cuando dijimos que lo que hacía la empresa era totalmente ilegal”, reflexionó la beneficiaria de la resolución.

La oficina que desde este martes volverá a ocupar Micaela Olivera, tras el fallo que ordenó su reincorporación

El Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo N°34 de Capital Federal determinó “la reincorporación inmediata” de Micaela Olivera, una de las trabajadoras despedidas del call center ‘Praga’ en enero pasado, en medio de la vigencia plena del decreto antidespidos en todo el país.

La medida judicial ratificó que la joven fue echada de manera ilegal y le dio la razón a la empleada, que junto a otra compañera viene luchando por su reincorporación. En ese trayecto contó con el apoyo y asesoramiento del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) y la Red de Trabajadores Precarizados.

Pese al decreto antidespidos, echaron a trabajadoras de un call center de Ituzaingó

“Este fallo es muy importante para nosotras porque es un paso más para recuperar nuestros trabajos en medio de una situación económica insostenible que está atravesando el país y que muestra que teníamos razón cuando dijimos que lo que hacía la empresa era totalmente ilegal”, reflexionó Olivera, que este martes está recuperando su lugar de empleo.

Los responsables del call center, en donde principalmente se desempeñan trabajadoras mujeres, habían echado a comienzos de enero a estas dos empleadas que, además de denunciar los despidos, realizaron reiterados reclamos ante casos positivos de coronavirus, debido a que “no se respetaban protocolos y estábamos obligadas a compartir elementos de trabajo de uso común”, confiaron a Primer Plano Online.

De fondo había un mensaje de la patronal hacia quienes trabajan en el lugar: no permitir la afiliación sindical e impedir que se organicen con representantes para pelear por derechos laborales. Todo en medio de la pandemia, en la cual todavía no cuentan con cuestiones básicas como una obra social.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram