Tuesday 7 de February, 2023

La salud visual y el peligro de las campañas truchas: tres personas detenidas en una jornada oftalmológica

Entre ellas había una falsa oculista que, al momento del procedimiento policial y judicial, estaba atendiendo a un paciente, a quien le había medido la visión y rectado unos anteojos a cambio de un anticipo de cuatro mil pesos.

El procedimiento fue realizado por la Policía luego de detectar la campaña en redes sociales

Tres personas fueron detenidas en las últimas horas acusadas de tener participación en una jornada oftalmológica en un centro social de Villa Devoto, en las que una mujer atendía a ocasionales pacientes, pese a no tener habilitación profesional, y les recetaba y vendía lentes sin autorización.

De acuerdo a los datos recogidos por los oficiales de la División Delitos contra la Salud y Seguridad Personal de la Policía de la Ciudad, algunos de los involucrados tenían agendas en los que atendían en distintos puntos de la Ciudad y el Gran Buenos Aires con fechas prefijadas. Hace dos semanas, el programa periodístico Primer Plano se hizo eco de una denuncia de una campaña de similares características en Ituzaingó.

Ituzaingó: denuncian peligrosas campañas de salud visual que ponen en riesgo a la población

En concreto, a partir de detectar que ese tipo de jornada se iba a concretar en territorio porteño, los investigadores solicitaron autorización judicial para realizar una inspección integral en un establecimiento ubicado en Cervantes al 2900 luego de que hallaran en redes sociales promoción de la Jornada Oftalmológica invitando a eventuales pacientes y sin la aparente presencia de médicos oculistas.

La Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Nº 26 dispuso la realización de esa inspección, que se consumó en las últimas horas con la intervención también de la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFyC) y la Dirección General de Control Ambiental (DGCONTA) de la Ciudad, la ANMAT, el Ministerio de Salud de la Nación y representantes de la Cámara Argentina de Oftalmología y de la Cámara Argentina de la Óptica.

Al momento de la llegada de los funcionarios, en el lugar había un encargado, una empleada administrativa y una técnica contactóloga que estaba atendiendo a un paciente a quien le había medido la visión y rectado unos anteojos a cambio de cuatro mil pesos como adelanto. Según describieron las fuentes consultadas, la mujer “no estaba habilitada como médica oftalmóloga”, por lo cual representantes de entes participantes en la inspección labraron actas de intimación por faltas administrativas.

Durante el procedimiento fueron secuestrados 160 probines de medición visual, 290 marcos de anteojos, 140 lentes pre graduados, 12.000 pesos de consultas efectuadas, tres celulares y documentación, por caso anotaciones con listas manuscritas de los valores de los distintos anteojos, y una agenda en la que figuraban los lugares por donde realizaron otras jornadas similares.

Con todos los datos, la fiscal Cecilia Mollo, a cargo de la Unidad de Flagrancia Oeste, dispuso las detenciones de los tres involucrados en condición de comunicados, por infracción al artículo 208 del Código Penal de la Nación que sanciona el ejercicio ilegal de la medicina, el traslado a la Oficina Central de Identificación (OCI) para determinar los antecedentes penales y su alojamiento en una alcaidía de la Policía de la Ciudad.