Tuesday 22 de September, 2020

La tragedia del Chapecoense une a argentinos y brasileros en las playas de Florianópolis

Decenas de vendedores ambulantes locales “juegan” para el club que fue víctima de la tragedia aérea en noviembre último. Con carros ambulantes ploteados con los colores del Chape o luciendo sus casacas verdes, se florean ante cientos de turistas argentinos que revuelven cielo y tierra para conseguir una camiseta, que a poco de comenzar la temporada ya estaba agotada.

La Asociación Chapecoense de Fútbol está presente en las playas de Florianópolis. Se ven allí sobradas muestras de apoyo, adhesión, respeto y veneración por parte de los “torcedores” brasileños de los más diversos equipos que se muestran de día y noche con la indumentaria del club víctima de la tragedia.  Sin embargo, la fiebre por el Chapecoense no es sólo brasilera: también contagió a los hinchas del fútbol argentino y Primer Plano On Line, que es testigo presencial, te lo cuenta.

chapecoense hinchas noche

Vendedores ambulantes playeros de los más diversos rubros plotearon sus elementos de trabajo o lucen la “camisa” verde del equipo que protagonizó la tragedia el 29 de noviembre pasado en la que murieron 71 pasajeros del avión que trasladaba al primer equipo del club de Chapecó, en el Estado de Santa Catarina, desde Bolivia a Colombia para disputar la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Medellín, y en la que sólo se contaron seis sobrevivientes.

Vendedores de quesos, ropa de playa, bikinis, gaseosas, cervezas, tragos, jugos naturales o choripanes lucen indistintamente versiones oficiales o “alternativas” de la camiseta del Chapecoense o “toonearon” sus carros de venta con los colores, el escudo o el hashtag #ForzaChape.

chapeco brava

Tal es la simpatía que generó este humilde equipo, tanto localmente como en el resto del mundo, que desde el día mismo de la tragedia aérea la camiseta se agotó en Brasil tanto para su venta física en locales deportivos como por internet. Lo mismo está ocurriendo esta temporada veraniega en toda la extensión de las playas de Florianópolis. Allí, decenas de vendedores que deambulan con gran cantidad de perchas y bolsos abarrotados con ejemplares de casacas de los equipos más populares de todo el mundo acusan un solo y recurrente faltante: la del Chapecoense, definitivamente agotada. A un valor de cuarenta reales (unos $240) la versión “imitación” de la camiseta de variados tonos de verde y detalles blancos con el esponsoreo de Caixa en su frente, queda sin ser vendida por miles de unidades. Quizás faltó previsión y oportunismo, algo que en Argentina seguramente no hubiera ocurrido.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram