Friday 7 de October, 2022

La vida por un perro: murió el hombre que fue baleado cuando le fue a reclamar a un vecino la devolución de su mascota

Tras conocerse la noticia del fallecimiento de Fabio Sottosantín (47), vecinos y conocidos de la víctima atacaron a piedrazos la casa del agresor y prendieron fuego parte de la vivienda, por lo que tuvo que intervenir personal de la comisaría local y grupos especiales de la policía bonaerense para dispersar a los atacantes.

La casa del atacante
El frente de la casa del atacante, donde ocurrió el violento ataque que terminó con la vida del hombre baleado

El hombre que fue herido el domingo de la semana pasada de un escopetazo en la cara cuando le fue a reclamar a un vecino que le devolviera su perro, en el barrio Santa Laura de Morón, murió hoy en un sanatorio privado donde permanecía internado en estado de gravedad, informaron fuentes judiciales.

Tras conocerse la noticia del fallecimiento de Fabio Sottosantín (47), vecinos y conocidos de la víctima atacaron a piedrazos la casa del agresor y prendieron fuego parte de la vivienda, por lo que tuvo que intervenir personal de la comisaría local y grupos especiales de la policía bonaerense para dispersar a los atacantes.

Fuentes judiciales confirmaron que Sottosantín falleció en las últimas horas como consecuencia de las heridas que presentaba en la cara, tras haber recibido una perdigonada en el rostro disparada con una escopeta. Por el hecho había sido detenido un jubilado llamado Carlos Castaño (71), quien ahora será nuevamente indagado, ya que estaba acusado del delito de «tentativa de homicidio» y ahora será acusado por «homicidio simple».

El hecho ocurrió cerca de las 17 del domingo de la semana pasada en la calle Ramella 251, entre Paso y Castelli, en ese partido del oeste del conurbano bonaerense, cuando Sottosantín fue a reclamarle a Castaño que le devolviera su perra «Lola». Vecinos contaron hoy a la prensa que ambos hombres tenían una disputa desde hace varios días por ese animal, porque ambos decían que era suyo, lo que había motivado distintas discusiones previas.

Sin embargo, ese día, en medio de una nueva pelea por la perra, el jubilado fue a buscar una escopeta calibre 16 que tenía guardada en un armario y le disparó en el rostro a su vecino, quien cayó gravemente herido al piso. Sottosantín fue auxiliado por otros vecinos, que llamaron a la Policía y, ante la demora de la llegada de una ambulancia, lo trasladaron hasta el Hospital de Morón, donde ingresó gravemente herido y fue operado.

De allí, el hombre fue derivado a la Clínica Fitz Roy, de Capital Federal, y luego al Sanatorio Franchín, donde finalmente murió cerca de las 10 de esta mañana, dijeron las fuentes judiciales. Tras el ataque, los policías de la comisaría local detuvieron a Castaño, quien se negó el lunes pasado a declarar ante el fiscal Javier Baños, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial Morón, en una causa caratulada «tentativa de homicidio agravado y tenencia ilegal de arma de guerra». Ahora, el fiscal lo llevará nuevamente a declarar a su despacho, ya que tiene que notificarlo de la nueva carátula de la causa.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram