Sunday 29 de November, 2020

La voz del colectivo vecinal que se opone a la continuidad del aeropuerto de El Palomar

El programa periodístico Primer Plano reunió las expresiones de tres personas que habitan zonas cercanas a la estación aerocomercial y no quieren saber nada de que siga operando. El deterioro en su calidad de vida, principal argumento en contra del emprendimiento.

Aeropuerto El Palomar
El aeropuerto de El Palomar divide las opiniones: quienes se oponen hablan del deterioro en su calidad de vida

Como es costumbre, el programa periodístico Primer Plano y el portal de noticias Primer Plano Online no se queda jamás con una sola mirada sobre un fenómeno determinado sino que busca reflejar el amplio conjunto de manifestaciones que hacer a los conflictos.

En este caso, desde que se inició como emprendimiento aerocomercial el aeropuerto de El Palomar, ambos medios fueron la caja de resonancia de la totalidad de opiniones en torno a un eje que divide claramente a la población. Por un lado, la actividad del lugar y el desarrollo económico que genera, que hasta cuenta con un aval de los intendentes de la región. Pero, en la vereda opuesta, ese colectivo vecinal que no quiere saber nada con la terminal aérea.

Desde el nucleamiento “Vecinos Damnificados por el Aeropuerto Ilegal de El Palomar”, Eva Galvarini, Leonardo Echevarrías y Matías Dario dialogaron con Adrián Noriega para fundamentar los motivos de su oposición. Hay una coincidencia que los une, más allá del rechazo: estas tres personas se consideran víctimas, creen que les cambiaron las reglas del juego (por eso de vivir en cercanías de un aeródromo que se convirtió en aeropuerto de la noche a la mañana), acciones que redundan en un deterioro de su calidad de vida.

“Me siento una víctima, porque los aviones pasan por arriba de mi dormitorio. Cuando dejaron de volar de noche se intensificó a la hora de la siesta. Es horrible vivir en este lugar en estos momentos. Perdimos la calidad de vida”, afirmó Galvarini. La mujer reveló también que tiene filmadas manchas de aceite que cayó en la pileta de natación que posee en su casa.

Leonardo Echevarrías, vecino de Ciudad Jardín, en Tres de Febrero, afirmó que sostiene la opinión que viene manifestando desde hace tres años, cuando la terminal comenzó a operar. “Si bien hay posturas a favor y en contra, todas son expresiones de deseo. Los que sufrimos las consecuencias somos quienes vivimos cerca”, indicó. “Lo que hizo el gobierno demuestra que no se puede usar el aeropuerto de manera comercial”, agregó.

El vecino subrayó que toda la vida El Palomar fue un aeródromo militar, en donde había con suerte seis vuelos semanales, salvo en la época de Malvinas, en donde hubo más movimiento.

Matías Dario, habitante desde hace 36 años de Villa Alemania, en Hurlingham, cree que “se rompió el pacto social” mediante el cual toda su vida fue parte del barrio. “Distinto es que vuele un Hércules por día a tener 40, 50 vuelos diarios, o 100, 200 como se pretende tener”, se quejó. En su caso, asegura que los aviones pasan a 100 metros del techo de su casa, lo que provoca que su hija de dos años se sobresalte por las noches.

“Parece que se viene el mundo abajo cada vez que pasa un avión. Está más que claro: las imágenes que presentamos ante la justicia son completamente irrefutables. No tiene ningún asidero lo que han hecho: vienen dañándonos la vida desde hace más de tres años”, cerró.

Aeropuerto de El Palomar: confirman que seguirá operando comercialmente

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram