Wednesday 12 de August, 2020

Laura Fidalgo: “Hay mucha gente a la que le da vergüenza decir que tiene o tuvo Dengue”

La bailarina conversó en exclusiva con Primer Plano Online sobre la experiencia de estar saliendo de una enfermedad de esas de las que tanto no se habla en tiempos de coronavirus pero que también hace estragos y mucho menos discrimina clases sociales.

La popular Laura Fidalgo le pidió a las autoridades que tomen dimensión de la epidemia de Dengue y salgan a fumigar como corresponde

Las personas populares tienen una responsabilidad adicional, que no siempre asumen como tal. Cuando son protagonistas de algún hecho en particular que puede incidir en la vida de la población, que brinden su testimonio de vida muchas veces sirve para cambiar la historia. O al menos ayudar a que el rumbo sea otra, y modifique el orden establecido.

Así lo entendió la reconocida bailarina Laura Fidalgo, quien no solamente se animó a hacer pública una delicada situación de salud que está todavía atravesando con la finalidad de despertar la atención del público. Tiene Dengue, y forma parte del universo de 25 mil personas en la Argentina con esa enfermedad, según datos del Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación, publicado este miércoles.

“Escucho que le pasa a mucha gente, y hay muchos más casos que incluso de coronavirus, pero da vergüenza contarlo. Yo estoy en el día 16 de la enfermedad y recién ahora me puedo sostener en pie. Hasta el día 14 me levantaba, almorzaba en la mesa y volvía a la cama, porque no tenía fuerzas para mantenerme parada. Eso es consecuencia de que esta enfermedad te destruye las plaquetas”, describió la artista en una conversación telefónica con primer Plano Online.

LA ENTREVISTA CON PRIMER PLANO ONLINE:

Fidalgo estuvo dos días con bastante fiebre y náuseas. Todo comenzó un día que tuvo que ir a la escuela de Arte y Danza que conduce a pedido de su contador, que le pedía un papelerío propio de la cuestión impositiva. Como andaba con poco tiempo, se comió una hamburguesa al paso. “Yo como muy sano, nunca ese tipo de cosas. A la noche empecé a sentir náuseas y lo adjudiqué a eso que había almorzado”, minimizó.

Pero al otro día se levantó en el lugar en el que está viviendo, que es la casa de una familia amiga en Flores, cerca de lo de sus padres, a los que está asistiendo por la pandemia de coronavirus. “Salí al parque a tomar sol. Me picaron un par de mosquitos como siempre, no le presté atención. Pero al otro día otra vez tuve ganas de devolver, levanté fiebre por encima de los 38 grados, me tomé un Paracetamol y bajó un poco, pero a las seis horas otra vez 38.5”, describió.

En eso decidió contactar a su médico para explicarle los síntomas. El profesional le indicó que le mandaba un colega a domicilio para que le saque sangre, dado que el cuadro que le describía era compatible con el Dengue. Efectivamente, 24 horas después de la extracción, el resultado fue positivo. Ahí comenzó el tratamiento, que no ameritó internación porque logró hidratarse bien, que fue la clave para mantenerse durante esa batalla.

Paracetamol por la fiebre y Reliverán por las náuseas fue la medicación que la acompañó en esos días. Al sexto día del cuadro, le salió en el cuerpo un sarpullido que ella definió como que “provoca ganas de arrancarte la piel”, aunque aclaró que le duró apenas un día, cuando sabe de gente a la que le dura más. Además, aclaró que la picazón que sintió “fue intensa”.

También experimentó un fuerte dolor en el cuerpo. “No en las articulaciones, porque hay quienes sienten que se le parten los huesos. Lo que sí fueron terribles son las náuseas, a punto tal que estuve cinco días sin comer. Decí que toleré el agua, por lo que evité la internación”, contó. Le tenía miedo a tener que ir a una clínica u hospital en el medio de la pandemia de Covid-19, así que hizo el mayor esfuerzo por tomar líquido.

Fidalgo consiguió controlar la fiebre, pero no tenía fuerzas en el cuerpo. “Me sentía morir, no podía pararme. Recién al octavo día empecé a comer algo y recién ayer (por el martes) me pude poner de pie”, señaló. A lo largo de estos días y de las charlas con los médicos se enteró que no existe una medicación específica para esta patología, por eso su decisión de salir a contar lo que le pasaba. “No se le da la misma trascendencia que al corona, y es muy grande la cantidad de gente que la padece”, graficó.

LAS RECOMENDACIONES DEL MINISTERIO DE SALUD: https://bit.ly/2L9Y4Tu

Además, supo que, si llega a ser picada otra vez por el mosquito Aedes Aegypti, puede padecer hemorragias internas, con lo cual el cuadro puede ser peor. Fidalgo también tuvo palabras de advertencia para quienes creen que esta enfermedad no los alcanza. “Error. Yo salí a tomar sol, me metí a la pileta, me picó un mosquito y me agarró. A partir de ahora, cada vez que salga, mi mejor amigo va a ser el repelente. Le voy a dibujar una cara para que sea más atractivo”, reveló.

Y concluyó: “no hay barrios, no hay lugar en donde pueda focalizarse en Dengue. Mi hermano vive en Martínez y conoce casos. También sé que hay en Palermo, sólo que no se cuentan. Es otra epidemia, muy grave. Ojalá que las autoridades también tomen la dimensión y salgan a fumigar como corresponde, para cuidarnos”.

LA SITUACIÓN DEL DENGUE EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Según la información brindada por el Ministerio de Salud bonaerense, «se registra la aparición sostenida de casos autóctonos de Dengue», que implica un escenario de brote en los siguientes 30 municipios:
● Región Sanitaria IV: San Nicolás.
● Región Sanitaria V: Escobar, José C Paz, General San Martín, Malvinas Argentinas, San Fernando, San Isidro, San Miguel, Tigre, Vicente López.
● Región Sanitaria VI: Los nueve municipios registran zonas con circulación viral autóctona.
● Región Sanitaria VII: General Rodríguez, Hurlingham, Ituzaingó, Merlo, Moreno, Morón y Tres de Febrero.
● Región Sanitaria X: Saladillo
● Región Sanitaria XI: Berisso, La Plata.
● Región Sanitaria XII: La Matanza.

Boletin EPI SE18 PBA

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram