Sunday 25 de September, 2022

Leandro Pezzatti, el hombre que le ganó a la muerte: dieron de alta al policía baleado por motochorros en Moreno

“Sos extraordinario, muy por fuera de las posibilidades de los humanos”, posteó su pareja en redes sociales en plena rehabilitación. Por el salvaje ataque que padeció hay dos sujetos prófugos de la justicia y con pedido de captura.

Leandro Pezzatti recibió el alta médica y continúa con la recuperación en su casa

Un ataque salvaje lo dejó al borde de la muerte. Le dispararon a corta distancia, a quemarropa, sin que siquiera de hubiera resistido. Cuatro balazos ingresaron a su organismo: en la región torácica -uno por la axila y otro por la zona costal y produjo un estallido hepático- y otros dos impactos en sus piernas, que le provocaron ambos orificios de entrada y salida.

Su estado fue gravísimo por varios días, a punto tal que debieron postergar su traslado desde el hospital Mariano y Luciano de la Vega hacia el que le correspondía por su obra social. Pero, así y todo, sobrevivió. Leandro Pezzatti, el agente de la Policía de la Ciudad que fue emboscado por motochorros en la localidad de Cuartel V, en Moreno, recibió el alta médica desde el Hospital Italiano.

“Sos una máquina. Sos extraordinario, muy por fuera de las posibilidades de los humanos”, le escribió su pareja Paula pocas horas antes de volver con él a su casa, esa que estaba “muy silenciosa” sin su presencia. “Parece que nuestra vida hizo pausa, nos faltas vos. Te necesitamos, con toda tu alegría, con tu humor al 100% feliz y que nos levantes a los gritos, veo tus cosas y pienso que vas a entrar en cualquier momento a exigir que me levante de la cama. ¿Cuándo volvés? Te estamos esperando”, le había escrito días antes, con una plegaria por su salvación.

Lo cierto es que Leandro se aferró a la vida y gambeteó a esa oscuridad que le cerró los ojos por un instante frente a manos asesinas. El hecho ocurrió a plena luz del día justo en la esquina de Fray Antonio Marchena y Eberth. Pezzatti, oficial que presta servicio en la Comisaría Vecinal 7C de la fuerza porteña, estaba vestido de civil y fue interceptado por los ladrones, que se movilizaban en un rodado similar: se le pusieron a la par y el acompañante lo apuntó con un arma.

El policía frenó su marcha, se bajó de la moto y se alejó caminando hacia atrás, mientras uno de los atacantes lo amenazaba con un revólver. Con las manos en alto, el ladrón le disparó a pocos metros de diferencia en cuatro oportunidades. En ningún momento el agente atinó a defenderse y ni siquiera hizo el ademán de tomar la pistola que llevaba en la cintura, y que fue lo único que le robaron.

A raíz de una cámara de seguridad que captó la secuencia, la declaración de varios testigos que reconocieron a los atacantes y la investigación llevada adelante por el fiscal Federico Soñora, quedaron con orden de captura vigente Kevin Acosta y Lautaro Aquino, ambos sospechosos de haber perpetrado el brutal ataque a quemarropa. La Policía los busca por distintos lugares silenciosamente, dado a que desaparecieron del barrio que frecuentaban.

Más allá de la letra fría de un expediente, Leandro puede seguir escribiendo la historia. “Tanto aspecto de machote, pero sos una de las personas más tiernas que conocí en mi vida”, le dedicó su mujer, con una foto abrazado a su perro Milaneso. Primer Plano Online se alegra de poder ofrecer a la gente que lee este medio la buena noticia del día.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram