Tuesday 5 de July, 2022

La ola contra el lenguaje inclusivo llegó a provincia: dos diputados buscan prohibirlo

Se trata de un legislador del espacio de José Luis Espert y otro que integra Juntos por el Cambio. Una iniciativa similar fue anunciada por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para las escuelas de la Ciudad Autónoma.

Los diputados enfatizaron que la prohibición les resulta particularmente necesaria “en el ámbito educativo"

Los diputados opositores Guillermo Castello (Avanza Libertad) y Matías Ranzini (Juntos por el Cambio) presentaron un proyecto de ley para que se prohíba el uso del llamado lenguaje inclusivo en el Estado y, particularmente, en el sistema educativo bonaerense. Una iniciativa similar fue anunciada por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para las escuelas de la Ciudad Autónoma.

En la iniciativa, los legisladores afirman que buscan “evitar distorsiones o deformaciones lingüísticas que conspiren contra la adecuada comprensión de lo que se quiere comunicar”, como así también evitar “expresiones que resulten expresiones que resulten impronunciables verbalmente”. Así describieron a uso de la “e” para evitar el masculino genérico y también signos como la X.

Los diputados enfatizaron que la prohibición les resulta particularmente necesaria “en el ámbito educativo, porque una deformación del lenguaje puede conspirar contra el correcto desarrollo de las habilidades de lectura y escritura”, un punto sobre el que los expertos mantienen discrepancias. “El lenguaje oficial debe facilitar la publicidad de los actos de gobierno y el correcto desarrollo de las habilidades de lectura y escritura”, expresaron Ranzini y Castello, tal como difundieron por sus redes sociales.

La semana pasada, las autoridades porteñas presentaron los resultados de las evaluaciones FEPBA (Finalización de Estudios Primarios de la Ciudad de Buenos Aires) y TESBA (Tercer año de Estudios Secundarios de la Ciudad de Buenos Aires), que según las autoridades ponen en evidencia la realidad educativa de los alumnos. “Lo más afectado fue la comprensión lectora en lo que se obtuvo un resultado promedio que demuestra un retroceso de casi 4 años”, se informó.

Por eso, según comunicó el propio mandatario capitalino, la nueva norma se basa en la premisa de que la lengua española brinda diversas opciones para comunicarse de manera inclusiva sin necesidad de tergiversarla, ni de agregar mayor complejidad a la comprensión y fluidez lectora. La medida aplica únicamente a los contenidos que dictan los docentes en clase, al material que se le entrega a los estudiantes y a documentos oficiales de los establecimientos educativos.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram