Friday 7 de October, 2022

Liberaron a la empleada acusada del doble crimen de Vicente López: por qué detuvieron al hijo de las víctimas

En una conferencia de prensa que brindó en San Justo, en las puertas del estudio jurídico de su abogado defensor, Hugo López Carribero, la trabajadora aseguró: “soy inocente, no sospecho de nadie, no voy a acusar a nadie, es muy feo acusar al prójimo, muy feo”.

Así escapaba el asesino con el botín: una renguera delató que fue él quien mató a su padre y a su madre

María Ninfa ‘Nina’ Aquino Chamorro, la empleada doméstica que trabajó 12 años en la casa de la pareja asesinada a tiros en su casa de Vicente López, expresó hoy que nunca sospechó del hijo menor de las víctimas, ahora detenido por el doble crimen, aunque consideró que su madre, “si lo está viendo desde el cielo, está muy enojada”.

En una conferencia de prensa que brindó en San Justo, en las puertas del estudio jurídico de su abogado defensor, Hugo López Carribero, la trabajadora aseguró: “soy inocente, no sospecho de nadie, no voy a acusar a nadie, es muy feo acusar al prójimo, muy feo”. Asimismo, reconoció que conocía al hijo de las víctimas, ahora detenido, ya que frecuentaba la vivienda de sus padres.

Ninfa, que aún sigue imputada en la causa como “partícipe necesaria” del doble homicidio agravado, fue liberada ayer por orden del juez de Garantías 1 de San Isidro, Ricardo Costa, a pedido de su defensa. “Para ella la causa no está cerrada, es una libertad temporaria, sigue investigada, aún no fue sobreseída”, consignó su letrado.

Al ser consultada sobre la declaración de Martín del Río, ahora detenido como acusado del autor del doble parricidio y que en un primer momento la involucró en el hecho, la trabajadora se defendió: “es todo mentira. Él sabrá por qué lo hizo”, señaló. Y contó que tenía apenas una relación de verse de vez en cuando. “Cuando pasaba me saludaba, me palmeaba la espalda, hacía alguna broma, eso nada más”, describió.

Sobre el día en que encontró asesinados a José Enrique Del Río (74) y María Mercedes Alonso (72), el 25 de agosto pasado, la mujer dijo que se desesperó y lo primero que atinó a hacer fue llamar a los hijos de las víctimas. “Hay que estar en ese momento en mi lugar, me agarró una desesperación que no sabía para dónde correr, lo primero que se me ocurrió fue llamar a sus hijos”, relató.

LA HIPÓTESIS SOBRE EL DOBLE CRIMEN

Los investigadores del presunto doble parricidio de Vicente López, allanaron entre anoche y esta madrugada la casa del imputado Martín Santiago Del Río, una propiedad que sus padres tenían en un country de Moreno y el domicilio de una mujer ligada al acusado que está siendo investigada.

Lo que se sabe hasta el momento del hecho es que el hijo quedó filmado caminando 30 cuadras desde Núñez, donde dejó su rodado con el celular prendido en el interior para despistar a la investigación. Se dirigió a la casa de sus padres, cometió los asesinatos y se retiró de la casa con una bolsa, en la que se cree que llevaba el DVR de las cámaras. Sin embargo, un rasgo físico lo dejó expuesto: una renguera similar a la del padre.

La hipótesis de los investigadores judiciales y de la Policía bonaerense es que el móvil del doble crimen fue económico. Las víctimas pensaban que se iban a mudar a un departamento del exclusivo complejo Château Libertador, en Núñez. En su declaración testimonial, el ahora detenido había relatado que su madre tuvo la intención de dejar la casa de Vicente López luego de que su esposo tuviese una urgencia médica a las 3, y ella tuviese entonces que encargarse sola de pedir asistencia y abrir las puertas a los médicos.

“Martín Del Rio se tenía que encargar de la compra, pero solo pagó cuatro cuotas. Los padres estaban convencidos de que la mudanza era cuestión de horas. Se subieron al auto pensando que iban al departamento de Núñez, pero fueron asesinados a balazos”, sostuvo una fuente que participa de la pesquisa, según consignó el diario La Nación.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram