Wednesday 16 de June, 2021

“Lo mío con vos no es abuso, es incesto”: elevaron a juicio la causa contra el empresario de Morón que está preso por haber violado a sus hijas

El caso está caratulado como abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, y hay doce hechos que para la justicia están confirmados. Las víctimas esperan que antes de fin de año se pueda llevar adelante el debate.

Alejandro Leguizamón
Alejandro Rosario Manuel Leguizamón fue arrestado por agentes de la DDI Morón en una casa que alquilaba en Rafael Castillo

El empresario violador de sus propias hijas en Morón va a juicio. El sujeto está detenido desde principios de año, cuando la Policía de la provincia de Buenos Aires lo arrestó en la localidad de Rafael Castillo, en La Matanza, en una vivienda que alquilaba con identidad cambiada sobre la calle Jorge de Kay al 2900. Está acusado de haber abusado sexualmente, incluso con acceso carnal, de por lo menos cuatro de sus seis hijas mujeres.

Alejandro Rosario Manuel Leguizamón tuvo su primera denuncia en contra en 2016, cuando una de las víctimas recibió una carta escrita por él mismo en la que le proponía irse a vivir como pareja. “Lo mío con vos no es abuso, es incesto. Yo estoy enamorado de vos, y juntos tenemos que hablar con tu mamá para que ella haga una terapia y lo acepte”, decía el aberrante escrito que fue revelado por Primer Plano Online.

La joven, que tenía 26 años en ese momento, no se animó a contarlo a sus hermanos entre otras cosas por temor. Es que trabajaba con el abusador en la fábrica de membranas Techflex en la localidad de General Pacheco, en el partido de Tigre, de la cual el detenido es propietario. Lo concreto es que, en una reunión familiar, sus hermanas la contuvieron para que hable y cuente su calvario. De ese encuentro surgió que no había sido la única sometida. “Con acceso carnal fueron violadas mis dos hermanas mayores”, contó Evangelina, otra de las denunciantes. Todo ocurrió en la casa de Castelar Sur en la que vivían todos juntos.

La causa, que acaba de ser elevada a juicio que se llevará a cabo en el Tribunal Oral Criminal Nº 5 de Morón, está caratulada como abuso sexual gravemente ultrajante para la víctima reiterados -tres hechos-, y abuso sexual con acceso carnal reiterados -en nueve oportunidades-, todos ellos agravado por haber sido cometido por ascendiente y por la situación de convivencia preexistente. La pena supera ampliamente los 20 años de cárcel en caso de ser hallado culpable. Es más: la corrupción de menores también es un elemento a considerar, dado que los hechos denunciados remiten a la etapa en que las dos denunciantes mayores comenzaron a ser abusadas cuando iban al jardín de infantes.

“Sabemos que tuvo problemas en la cárcel. Le pegaron, consume, y se nos genera una mezcla de impotencia con lástima y bronca. Pero también queremos que quienes lo ayudaron para estar prófugo durante casi tres años den explicaciones ante la justicia. Hubo vecinos que salieron a juntar firmas para que lo liberen y otros que nos ofrecieron plata para que retiremos la denuncia”, agregó Evangelina.

El abogado de la familia, Yamil Castro Bianchi, explicó a Primer Plano Online que está todo dado para que el juicio sea este año. “Si cumplen con la ley tiene que ser en 2019 el debate así la familia puede encontrar un poco de paz ante tanto infierno que vivió”, concluyó el letrado.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram