Monday 16 de May, 2022

«Son los que mataron a mi papá», dijo en el juicio la hija de un licenciado en seguridad asesinado en Hurlingham

"La fiscalía le mostró fotos de los acusados y los reconoció de inmediato”, confiaron fuentes judiciales. Por disposición de los jueces Claudio Chaminade, Pablo Lucero y Mariana Maldonado, durante su testimonio de la menor no estuvieron presentes los imputados.

Asesinato en Hurlingham
La viuda del hombre asesinado ya había reconocido a los asaltantes pero no a quien le disparó a su marido, que permanece prófugo

Una adolescente de 14 años reconoció hoy en un juicio a los dos acusados por el crimen de su padre, un licenciado en seguridad al que asesinaron en un asalto en enero del año pasado frente a su esposa y sus cuatro hijos en la localidad bonaerense de Villa Tesei, informaron fuentes judiciales.

«Son los que mataron a mi papá», dijo la adolescente durante su declaración a puertas cerradas y con la asistencia de una psicóloga en el juicio oral que se realiza en los tribunales de Morón y que tiene como imputados a Agustín Centeno (19) y Alberto Luis Luján (24).

Ambos están acusados del delito de «homicidio calificado» de Marcelo Rodríguez (45), en un juicio que está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Morón y que tiene como fiscal a Javier Baños. Por el caso, aún permanece prófugo un tercer cómplice que, aparentemente, fue quien efectuó el disparo que mató a Rodríguez.

Según las fuentes judiciales, la adolescente reconoció a los dos imputados a través de fotos, ya que por disposición de los jueces Claudio Chaminade, Pablo Lucero y Mariana Maldonado, durante su testimonio no estuvieron presentes los imputados. «La fiscalía le mostró fotos de los acusados y los reconoció de inmediato como los ladrones que mataron a su papá. Fue una declaración impecable y no dudó sobre lo que se le preguntó», explicó luego de la audiencia el fiscal Baños, quien agregó que la adolescente «estuvo contenida por una psicóloga y por su madre, quien también la acompañó en la sala de audiencias».

El hecho ocurrió el 27 de enero de 2015, a las 21.30, en el domicilio de Rodríguez, ubicado en Juramento al 400 del barrio Mitre, en el partido de Morón, al oeste del conurbano. La víctima se encontraba con su esposa preparando la cena en el quincho del fondo de la propiedad, mientras sus cuatro hijos estaban en la pileta. Por motivos que se desconocen, Rodríguez salió de la casa y al regresar fue interceptado por tres delincuentes que lo amenazaron con armas y lo obligaron a ingresar por la fuerza.

Dos de los ladrones fueron hasta la parte trasera de la vivienda y se quedaron allí con la esposa de Rodríguez, que en ese momento amamantaba a su bebé y estaba cuidando a los otros niños. Otro de los delincuentes obligó a Rodríguez a ir al primer piso de la casa para que, aparentemente, le diera dinero. Mientras se encontraban allí, la mujer escuchó un disparo. Enseguida, el ladrón bajó y escapó junto a sus cómplices, tras saltar un paredón de una obra en construcción lindera a la vivienda.

La mujer subió a ver qué había ocurrido y encontró a su esposo gravemente herido de un balazo, por lo que llamó a una ambulancia. El hombre fue trasladado poco después al hospital de Hurlingham, donde murió pese a que recibió auxilio de inmediato. Después del hecho, concurrieron al lugar efectivos de la comisaría cuarta de Hurlingham, que en base al testimonio de la esposa determinaron que los delincuentes solo robaron un teléfono celular, ya que en la puerta del domicilio quedó la camioneta de la víctima. El juicio continuará mañana desde las 15 con los alegatos de las partes.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram