Sunday 20 de September, 2020

Los padres de la tragedia de Villa Tesei

Primer Plano On Line recogió los testimonios que los papás de Máximo y del asesino al volante brindaron a diferentes canales de TV. El dolor y la desolación de un pueblo que clama por justicia.

Tragedia en Tesei
Así quedó el auto que se llevó la vida de Máximo, conducido por Nicolás Hermosilla

Frente a la muerte queda la nada. Ante el dolor desgarrador de una familia que perdió a un bebé de un año y medio mientras jugaba en la calle, un pueblo entero, una barriada humilde del conurbano bonaerense se puso de pie para exigir justicia por la vida de Máximo, el nene atropellado que falleció por las heridas provocadas por Nicolás Hermosilla, que manejaba borracho el auto de su papá. El asesino al volante está detenido y a disposición del fiscal Alejandro Jons, y ayer se negó a declarar. La acusación que pesa sobre su espalda es la de homicidio simple, una figura que tiene la pena de 8 a 25 años de prisión, poco común para los hechos irresponsables que suceden sobre ruedas.

Máximo

Hermosilla primero fue alojado en la comisaría de Villa Tesei, aunque luego debió ser trasladado a la seccional 1ª de Morón para preservarlo de los familiares y vecinos del niño fallecido que realizaron un enardecido reclamo, del que dio cuenta ayer Primer Plano On Line en horas de la noche.

Consultado por el canal Telefé, Rolando Hermosilla, el padre del chofer que provocó la tragedia, aseguró que él no le dio el auto a su hijo. “Yo no le doy el auto porque sé lo que puede pasar. La verdad es que estoy mal”, dijo, al tiempo que contó que al momento del hecho él estaba “tomando unos mates” en su casa, esperando a que su hijo “termine de lavar el auto”. “Cuando escucho todo el ruido y salgo, veo lo que había pasado”, relató el hombre que indicó que seguidamente se acercó hasta donde se encontraba su hijo al que vio “adentro del auto, todo lastimando, y en mal estado”. Su testimonio se contradice con lo que expresaron tanto vecinos del lugar como la propia Policía: él asegura haberlo entregado a los efectivos de seguridad, cuando en realidad los testigos explicaron que se escapó y fue atrapado por ellos mismos.

Por su parte, el papá de Máximo se mostró quebrado frente a los medios con los que habló: “no te imaginás el odio que tengo encima. Un hijo de mil puta me lo chocó y me lo mató. Estaba borracho y sabía lo que hacía”, relató, al tiempo que acusó al padre de Hermosilla de avalar la conducta de su propio hijo, que «siempre andaba borracho y drogado por el barrio haciendo esas».

IMG-20160928-WA0064

La Fiscalía a cargo de la causa ordenó realizar una serie peritajes sobre el Corsa para determinar si quedó fuera de control por una falla mecánica o se trató de un error humano. A su vez, desde la fiscalía remitieron a los laboratorio de la Asesoría Pericial las muestras de sangre que le tomaron al acusado para determinar con precisión la presencia de alcohol en sangre (en el análisis de la pipeta dio 0,76, índice que supera el 0,50 permitido) y si, además de eso, hay rastros de alguna droga. El fiscal también envió un oficio a la Municipalidad de Hurlingham para confirmar si, efectivamente, el acusado no cuenta con licencia de conducir; al tiempo que en las próximas horas citará a declaración testimonial al acompañante y al padre de Hermosilla para que ratifiquen a rectifiquen sus dichos ante la Policía y la prensa, respectivamente.

“No estaba en condiciones de manejar porque no tenía registro, había bebido alcohol y no midió las consecuencias: en ese momento el auto era un arma”, dijeron fuentes judiciales a Primer Plano On Line para justificar la calificación de homicidio simple.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram