Tuesday 17 de May, 2022

Lucas Ghi, entre las ganas de buscar otro mandato y el día que estuvo a un respirador de tener que elegir a quién asistir

En una charla mano a mano en los estudios de Primer Plano, el intendente de Morón recordó la noche en que recibió el llamado del director del hospital municipal para pedirle autorización y establecer un protocolo de bioética con el cual decidir a qué vecino priorizar por la saturación del sistema de salud.

"Me siento parte de un colectivo de trabajo de hombres y mujeres con muchas ganas de seguir haciéndose cargo", señaló Ghi

Íntimo y personal, en una entrevista mano a mano con Adrián Noriega en los estudios de Primer Plano, el intendente de Morón, Lucas Ghi, aceptó hablar del pasado reciente, en presente y el futuro de su gestión al frente de la comuna.

Como la mayoría de quienes gobiernan desde 2019, ya sea en el oficialismo como en la oposición, sus mandatos estuvieron atravesados por la crisis sanitaria que implicó la pandemia y esperan 2023 para buscar en las urnas la revancha que les permita desarrollar esos planes que se postergaron por el Covid-19.

Tengo todas las ganas, todas las energías, me siento parte de un colectivo de trabajo de hombres y mujeres con muchas ganas de seguir haciéndose cargo y transformar la vida de nuestros vecinos y vecinas. Obviamente, hablar de candidaturas es casi una falta de respeto”, reflexionó el mandatario durante la charla por el canal Somos, de Flow.

De todos modos, también le quitó dramatismo a la posibilidad de no ser reelecto en el cargo. “No dramatizo estar fuera del poder. Es más: el poder en lo general se lo sufre, y si la democracia otra vez nos pone en lugar de oposición la ejerceremos desde un lugar de mucha responsabilidad. Naturalmente vamos a hacer todo lo posible para que eso no suceda”, señaló.

LA INTERNA DEL FRENTE DE TODOS Y LA NOCHE MÁS DRAMÁTICA DE LA PANDEMIA

Consultado sobre la interna del Frente de Todos, Ghi pidió superar las divergencias cuando antes. “Nuestro pueblo merece que estemos plenamente abocados a la gestión, que si tenemos alguna diferencia saldarla en el menor tiempo posible puertas adentro y que seamos los gestores de las respuestas que merece nuestra comunidad”, enfatizó.

Fue en ese tramo de la entrevista en que dejó ver la parte que habitualmente no se ve de quienes toman decisiones. Ante la pregunta referida a si el gobierno de Alberto Fernández había cumplido sus expectativas como militante político, Ghi no dudó en afirmar que “si”, y utilizó su respuesta para graficar lo que fue el momento más dramático de esta segunda gestión en Morón, que lógicamente tiene que ver con los efectos devastadores que provocó la pandemia.

“Lo que se reprodujo fue una tormenta perfecta. Desde el Estado cayeron todos los ingresos, aumentó mucho la demanda, sobre todo la sanitaria, social y alimentaria”, reflexionó el intendente. “Una noche me llamó el director del hospital para decirme que estábamos a un paciente de tener que implementar un protocolo de bioética para decidir a quién asistir con el respirador”, recordó.

“No le deseo a nadie estar en sus zapatos en ese momento, porque se trata de la vida o la sobrevida de una persona, vecina de Morón, que hasta probablemente uno conozca. Una situación muy traumática”, se sinceró. Cabe señalar que el jefe comunal perdió a su madre durante la primera cuarentena de 2020.

Para cerrar, indicó que la gente “sí valora lo que se hizo, pero todavía no tiene el relieve que la historia le va a asignar porque se sobreimprimen las crisis”. “Estamos saliendo de lo sanitario y viene lo económico. Si logramos ordenar esta espiral inflacionaria, la historia le va a dar la dimensión que la gestión de lo público tuvo”, concluyó.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram