Saturday 26 de September, 2020

Lucas Ghi habló sobre el escándalo Catena y las posibles denuncias contra la gestión Tagliaferro

Si bien el intendente de Morón aclaró que está abocado a la emergencia sanitaria y se mostró renuente a “judicializar la política”, no descartó avanzar en presentaciones penales contra la anterior gestión si encuentran sospechas de irregularidades en la administración local.

Lucas Ghi, abocado a la emergencia sanitaria en el distrito como dato central de su acción política en la pandemia

El intendente de Morón, Lucas Ghi, habló por primera vez del escándalo político en el distrito que gobierna, protagonizado por el concejal macrista Emiliano Catena. Además, también se expresó en torno a las denuncias que se escucharon en el Concejo Deliberante en medio del rechazo a la Rendición de Cuentas del último año de la gestión de su antecesor, Ramiro Tagliaferro.

Consultado por Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano, el jefe comunal se refirió a ambas cuestiones y si bien aclaró que se encuentra abocado plenamente a la crisis sanitaria y las respuestas que debe dar el Municipio, también consideró que esperará el resultado de lo que determine la comisión investigadora sobre el comportamiento del concejal de Juntos por el Cambio, que viajó a Miami en medio de la pandemia y presentó notas pidiendo licencia con firmas que no son las suyas, según determinaron dos peritos calígrafos.

“Las presunciones son graves, porque se habla de mentira, de manipulación, de falta de decoro mínimo. Espero que se pueda esclarecer lo que ocurrió”, expresó el intendente sobre el escándalo Catena.

El otro tema que fue motivo de consulta a Ghi fue el contundente rechazo que recibió la Rendición de Cuentas presentada por el exintendente Tagliaferro en torno a lo ejecutado por el Municipio durante 2019, su último año de gobierno. En la sesión en la que se debatió el expediente, a la que no acudió Juntos por el Cambio, hubo fuertes denuncias públicas, aunque no todavía judiciales, sobre serias irregularidades administrativas, empresas fantasmas y proveedores de dudosa legitimidad para venderle productos a un Municipio. La última, que se conoció en estos días, es de una productora musical que le vendió por una cifra millonaria ($25 millones) alimentos a la comuna.

¿Formalizará el gobierno de Morón alguna denuncia al respecto? “En la medida que nosotros entendamos que están los elementos para acreditar que hay una presunción fuerte de delito sí, porque estamos obligados a hacerlo. No obstante, a mí no me gusta judicializar la política”, sentenció Ghi.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram