Monday 24 de January, 2022

Maestras jardineras pararon y se movilizaron contra la ola de denuncias en su contra: “nos da miedo ir a trabajar”

Hubo varias marchas en distintos Municipios protagonizadas por docentes autoconvocadas ya que los gremios con representación en territorio bonaerense apenas emitieron un tibio comunicado. “Repudiamos que nadie respete la presunción de inocencia y nos consideren culpables de entrada”, reflexionó una docente de Ituzaingó.

"Si no nos quieren en el jardín salimos a las calles: Nivel Inicial Unido", fue el reclamo expresado por las docentes

Maestras de jardines de infantes de varios distritos de la provincia de Buenos Aires se movilizaron ayer para pedir que se termine la violencia que padecen ante la ola de denuncias por presuntos abusos en las instituciones educativas de nivel inicial, y cuestionaron a los gremios que las representan por la “tibieza” e “indiferencia” con la que actuaron frente a los últimos hechos ocurridos.

“Hay un hostigamiento permanente que sufrimos cuando ocurre una denuncia”, señaló Cintia, una docente de los 18 jardines que hay en Ituzaingó que conversó telefónicamente con Primer Plano Online. En las últimas dos semanas hubo ataques a maestras y profesores en Esteban Echeverría, Quilmes y Moreno, y en ninguno de los casos las denuncias tuvieron aval judicial, que no logró hasta el momento cotejar nada de lo expuesto.

“En Ituzaingó tenemos dos docentes separados de su cargo. Inmediatamente el denunciado es retirado de su función y no se los deja estar más ahí, lo que para nosotros es una pena anticipada. Además, para defendernos los abogados nos cobran en dólares, por lo cual terminamos haciendo colectas para juntar fondos. Hasta 200 mil pesos les llegaron a pedir para iniciar una defensa, cuando ganamos 40 mil. No tenemos forma de defendernos”, agregó Cintia.

El escrache, la condena social y laboral es permanente. Por caso, en esta semana se contactó con Primer Plano Online una docente de El Jagüel, que no trabaja hace dos años, pero sigue percibiendo su salario. La causa en su contra fue archivada por inexistencia de delito, pero igual no puede pisar un aula. En estos últimos días varios casos se viralizaron a través de grupos de WhatsApp, luego no ratificados en sede judicial. “Nos da miedo ir a trabajar”, enfatizó Cintia.

La movilización realizada ayer, donde dejaron un petitorio en la Jefatura Distrital de la Dirección General de Cultura y Educación, la hicieron en soledad, sin el acompañamiento de los gremios, que ni siquiera lo llamaron paro. Las maestras también dejaron una copia de la nota en la sede de cada sindicato docente.

Petitorio Autoconvocadas

“Repudiamos todo acto de violencia, física, verbal, simbólica, sexista, escrache, linchamiento, y el escarnio público que han sufrido nuestros/as compañera/as en sus lugares de trabajo, la violación de la presunción de inocencia y del debido proceso. Nuestro nivel (inicial) se encuentra desbordado y atravesado por el quiebre del tejido social. Y ese espacio de sueños y enseñanza hoy se transformó en espacio de vulnerabilidad e inseguridad laboral y temor de nuestras familias”, manifestaron en las respectivas notas.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram