Sunday 24 de October, 2021

La mafia de las placas de video: la caída de uno de los integrantes delatado por una pulsera de violencia de género

Es el hermano de un joven fallecido en Hurlingham en medio de un robo luego de concretar una cita por la plataforma Marketplace. Está acusado de haber intervenido en por lo menos otros tres robos similares, en donde le llevaron a las víctimas cifras millonarias.

824 mil pesos y 1000 dólares le robó la mafia de las placas de video a un joven que realizó la operación por la plataforma Marketplace y, al concretar la compra, acordó pasar a buscarla por la calle José María Gatica, en Morón sur. Lo amenazaron con armas de fuego, le pegaron varios culatazos y huyeron con el millonario botín. Es el primer caso de una saga que involucra a un mismo sospechoso.

El segundo hecho fue publicado por Primer Plano Online y ocurrió el 19 de junio de este año. Allí, un efectivo policial del Comando de Patrullas de Necochea que acompañó a un amigo personal a retirar una placa de video y, al llegar a la calle Bélgica al 800, lugar pactado para el encuentro, tres sujetos los esperaban para robarles. Allí se originó un tiroteo en el que cayó muerto Silvio Rivadeneira. El comprador tenía 650 mil pesos en efectivo y evitó ser asaltado por la intervención del efectivo.

Policía mató a delincuente que intentó asaltarlo en Hurlingham: el ladrón tenía pedido de captura por robar en una iglesia

El último de los casos investigado en estos capítulos delictivos ocurrió el 13 de julio ocurrió en Ituzaingó, en Lisandro de la Torre y San Fernando. Otra víctima, que había concretado la adquisición de una placa de video por la web, llegó al lugar con 29.500 dólares en su poder, y fue abordado por cinco sujetos, que a punta de pistola le robaron el dinero y sus otras pertenencias.

Las tres causas tienen un denominador común: en todas intervino un ladrón, que se sospecha era cerebro de la banda. Se trata de Gustavo Nahuel Palacios (22), hermano por parte de madre del abatido Rivadeneira, quien además de haber quedado filmado en los tres hechos hubo otro elemento que lo involucró en la trilogía delictiva: una pulsera electrónica que tenía por una restricción perimetral de acercamiento en el contexto de una denuncia por violencia de género contra su expareja.

Palacios fue detenido ayer por personal de la seccional 1ª de Hurlingham. Pesaba sobre él una orden de captura emanada por la justicia de Garantías de Morón a solicitud de la Fiscalía Nº 8, cuya titular, Adriana Suárez Corripio, concentró la investigación de todos estos episodios. “Lo tenemos ubicado en los tres lugares por la pulsera electrónica, que cuenta con GPS y reveló que fue parte de la banda”, detalló una fuente de la pesquisa.

El sujeto está acusado de robo agravado por el uso de arma de fuego en por lo menos tres hechos, aunque se intenta determinar si participó en algunos más, y portación ilegal de arma de guerra. “Teníamos el dato de que vagaba entre Barrio Mitre, de Hurlingham, la villa Burgos de Morón sur y Udaondo, en Ituzaingó, siempre con un Corsa rojo. Finalmente pudo ser detenido anoche a bordo de ese auto”, completó la fuente consultada.

La investigación sigue abierta para dar con el resto de los integrantes de la organización delictiva que opera en zona oeste. Palacios esta mañana se negó a declarar ante la fiscal y seguirá detenido.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram