Thursday 5 de August, 2021

Marcharon en Moreno para pedir que se investigue como femicidio la muerte de una joven hallada sin vida en su casa

Mariela Carolina Costilla fue encontrada por su familia con un mantel atado al cuello, arrodillada en el piso y boca abajo. Si bien el informe preliminar de la autopsia indicó que había lesiones compatibles con un suicidio, sus allegados aseguran que no se autolesionó.

Justicia por Mariela: el reclamo que se oyó esta mañana en las puertas de la Fiscalía de Moreno que investiga el caso

“No fue suicidio, fue femicidio”. Amigas y familiares de Mariela Carolina Costilla se concentran a esta hora frente a la Fiscalía Nº 4 del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez y a la Comisaría de la Mujer y la Familia para pedir que se profundice la investigación sobre su muerte, que aseguran no fue autoprovocada por la chica y apuntan a su última pareja. Sin embargo, por ahora en el expediente judicial no hay elementos que indiquen algo distinto a una decisión de quitarse la vida.

El culpable, para el entorno de la joven, es Nicolás Malnero, un hombre con el que arrancó una relación hacía tres meses que la alejó de su círculo habitual. Así lo confirmó Ayelén, una de sus mejores amigas, en conversación con Primer Plano Online. “Hemos presenciado escenas de violencia de él hacia ella, y en el último mes ella empezó a pedir ayuda a sus amigas y expresarles que tenía miedo porque la tenía sometida”, indicó la chica.

Según narró cuentan con audios, en donde ‘Bebu’ comentaba que se quería separar del sujeto, pero que él no la dejaba bajo amenaza de que se iba a matar si lo dejaba. A punto tal era el sometimiento, siempre según la versión de sus allegadas, que Malnero “le sacó todas las llaves de su casa y entraba y salía cuando quería, pero ella no”.

Asimismo, en las últimas semanas ella había intentado terminar con la relación pero el novio se realizó un corte “muy profundo en su mano” con un cuchillo y le dijo que se iba a dejar desangrar si ella no lo iba a buscar, cosa que Costilla finalmente hizo. “Le pidió que a mi mamá que ore para que ella se pueda separar de Nicolas, porque era una persona que no le hacía bien a su vida”, agregó Ayelén.

Lo cierto es que la mañana del lunes 12 de julio Mariela estaba amasando panes en su casa y su papá se acercó a la vivienda para saber cómo estaba. Eran las 14 y ella no respondió ni contestó mensajes. Según confió Ayelén, una cámara de seguridad aportada por un vecino captó a Nicolas irse a las 13:25 de la vivienda rengueando, con dificultad para caminar y un bolso en su mano.

Al otro día, el hombre fue la casa de la madre de Costilla y le dijo, siempre según el relato de Ayelén: “necesito que me acompañé me parece que ‘Bebu’ se empastilló y se mató”. Al oír eso el hermano de la chica salió corriendo rumbo a la casa de Mariela. Cuando logró ingresar se encontró con el cuerpo de ella sin vida, con un mantel atado al cuello, arrodillada en el piso y boca abajo.

Desde entonces que reclaman que la justicia interceda para esclarecer el hecho y que el sujeto al que apuntan sea detenido. Sin embargo, todo lo que hay en la causa hasta el momento indica que se trató de un suicidio. “El caso no se cerró y está en plena investigación. Pero el médico que realizó la autopsia no advirtió la presencia de terceras personas, un surco compatible con suicidio y el cuerpo no presentaba lesiones que indiquen alguna lucha o resistencia”, informaron fuentes de Fiscalía a cargo del caso consultadas por Primer Plano Online.

En la vivienda en la que apareció el cadáver de la joven trabajaron la Policía Científica, un médico forense y la secretaria de la UFI Nº 4, quien supervisó la recopilación de evidencias.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram