Wednesday 25 de November, 2020

Marcharon para pedir justicia por el femicidio de Ailén Decuzzi en El Palomar: entrevista exclusiva con el papá de la joven

Entre llantos y gritos desgarradores, familiares y amigos se manifestaron en las puertas de la comisaría 6ª de Morón y reclamaron que sobre el asesino caiga todo el peso de la ley.

Marcha por Ailén Decuzzi
“Exigimos justicia por tu paz y que el pueblo de una vez por todas despierte”, pidieron los allegados a Ailén

El estremecedor de femicidio de Ailén Decuzzi el pasado sábado en El Palomar sigue dando que hablar. Ahora, por una manifestación de familiares y amigos frente a la comisaría 6ª de Morón, la que intervino tras la denuncia de la abuela de la joven por su desaparición.

Con llantos desgarradores y reclamos de que la justicia le caiga con todo el peso de la ley al asesino, los allegados de la chica se concentraron frente a la comisaría y mostraron un cartel gigante con el rostro de la víctima fatal. “Asesino” fue la palabra que más se oyó en la calurosa tarde, en la que se vieron escenas verdaderamente desgarradoras protagonizadas por José Luis, el papá de Ailén, y de Alicia, su abuela y con quien vivía. “Exigimos justicia por tu paz y que el pueblo de una vez por todas despierte”, eran las palabras que completaban la insignia familiar.

Minutos antes de la concentración, Primer Plano Online dialogó en exclusiva con el padre de la joven. En breves minutos, el hombre aceptó la entrevista desde su casa, a donde recién arribaba tras su jornada de trabajo en la comunidad terapéutica ‘Corazón de María’, de Merlo norte en la que es servidor. Durante la nota, José Luis narró la historia de su hija con el asesino, que consiguió reconstruir a partir del testimonio de una amiga de la fallecida.

En pocas palabras, reveló que Ailén y Yamila, la chica que reveló la existencia del asesino, conocieron a David Vela Balazar a través de internet. El femicida vivía en Chile, pese a ser peruano, y la propia Ailén le pagó con sus ahorros la habitación que ocupaba en la pensión, sobre la calle Paraíso al 600, en la que ocurrió el crimen. Entre los tres tenían un grupo de WhatsApp y mantenían una relación amistosa, pero Ailén se había enamorado profundamente de él.

Marcha por Ailén Decuzzi
José Luis, el papá de Ailén, estuvo al frente de la movilización para exigir justicia por el crimen de su hija

“Se publicaban cosas lindas, se decían que te amo pero en la última semana él se había puesto como cargoso. Quería conocer a la familia y para ella era pronto, entonces decidió cortar la relación. Todo a través del grupo que tenían los tres, y la respuesta de él es que se iba a suicidar si eso pasaba”, relató el papá.

Por ese motivo el sábado le dijo a su abuela que se iba a encontrar con unas amigas a Ramos Mejía, pero en realidad fue a la pensión a ver a su novio. A su femicida, mejor expresado. Salió a las 14.30 de su casa para tomar el colectivo y la autopsia indica que la muerte data de las 17, aproximadamente. Fue el tiempo en el cual no respondió más los mensajes y a ninguno de sus contactos le aparecía como conectada: había bloqueado a todos. Eso hizo entrar en desesperación a la familia.

TAL VEZ TE INTERESE: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2018/12/10/enigmatico-mensaje-del-femicida-palomar-quien-intendente-tagliaferro-pidio-condena-expulsion-del-pais/

“La golpeó a mansalva pero la muerte fue por ahorcamiento. En la pensión la gente escuchó gritos, pero creyeron que era una pelea normal y nadie se metió. No hubo nada previo, nunca se mostró como un violento, pero evidentemente este tipo es un psicópata, porque evidentemente vino a formar una familia pero cuando no pudo manejar a mi hija la hizo mierda”, concluyó José Luis, quien recién hoy pudo ponerse de pie ante la mirada y el pedido de sus otros hijos, el más chiquito de tres años.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram