Saturday 26 de September, 2020

Masacre de Hurlingham: ¿Se podía prever semejante atrocidad? Los mensajes del asesino y de su ex mujer en las redes

Los testimonios recogidos por Primer Plano On Line de allegados a la familia hablan de una personalidad muy celosa por parte del asesino. La publicación que realizó Romina el domingo por la tarde.

Masacre de Hurlingham
Diego 'Chino' Loscalzo y Romina Maguna estaban próximos a terminar su relación según contaron allegados a la pareja

El mismo domingo, la policía Romina Maguna escribió en su red social de Facebook un mensaje en el que hablaba de sensaciones encontradas. «Al abrir mis ojos solo volví a la realidad que solo tenía los más hermosos recuerdos vividos tan solo el amor eterno que nos dimos y 2 soles hermosos que iluminan mi vida». La publicación fue hecha a las 18.46 del día en que ella y gran parte de su familia sería asesinada de tres balazos. Los dos primeros comentarios que recibió la mujer fueron de su hermana Vanesa, también muerta pero por otros siete disparos.

Masacre de Hurlingham
La publicación de Romina ‘Pitu’ Maguna en su Facebook el domingo por la tarde

Según reconstruyó Primer Plano On Line, ese posteo hacía referencia el ex marido de Romina, padre de sus hijos, a quien le decían ‘Piojo’. El comentario de Vanesa, cinco minutos después, lo confirma. “El cielo se ganó el ángel más amado en esta tierra y por eso dejó un poco de él en estos 2 amores más hermosos que la vida y el piojo nos pudieron dar. Te amooo hermana y nunca vas a estar sola vos y mis 2 hijos del corazón. Los amoooooo”.

Se sabe que la mujer tenía dos hijos de su primer matrimonio. Uriel, de 11 años, quien ayer conmovió con el relato que un vecino hizo sobre el pedido de ayuda desesperado que le transmitió el pequeño, y una chica de 15. Justamente el nene, que llamaba papá al asesino Diego Loscalzo, sobrevivió luego de que el asesino le apoyara el arma en el pecho y el niño le pidiera por favor que no lo mate. De ahí que se infiere que existiría en el autor del hecho discernimiento entre el bien y el mal.

Hoy Primer Plano On Line reveló –según palabras de Diego Maguna- que había sido echado de la Policía Federal por un caso de gatillo fácil. En la actualidad posee una deuda de más de 200 mil pesos con entidades bancarias y enfrentó dos juicios por cobro ejecutivo en el fuero comercial de San Martín, uno librado por una empresa de préstamos y otro por una cooperativa de crédito para casas.

El 6 de julio de 2016, en su perfil de Facebook, el asesino había subido una foto con la cara de El Guasón (el personaje enemigo de Batman) y la leyenda: “prefiero andar con locos que con falsos».

Masacre de Hurlingham
El último mensaje que subió Diego Loscalzo en su cuenta a mediados de 2016

Según describieron algunos allegados a la familia Maguna, tenía algo así como una doble personalidad. Para sus compañeros del taller de mantenimiento de Metrovías, donde trabajaba desde hace años, él era un buen tipo, callado, responsable y tranquilo. Pero en la casa de la familia masacrada, donde usualmente vivía, se convertía en un ser atroz: era celoso, malhumorado y violento.

Su relación con Romina Maguna estaba condimentada con violencia cotidiana producto de los celos de él, y ahora -con el episodio consumado- eso podría verse como el germen del desastre. Según contó otra persona cercana a la familia, la pareja estaba virtualmente separada. Ella ya no quería que él viviera allí (a veces dormía en otra casa), pero Loscalzo se negaba a abandonar definitivamente el hogar de Hurlingham y a terminar la relación con la mujer policía: «Él no quería separarse pero era muy celoso, tanto con Romina como con su hija, a quien no la dejaba salir con sus amigos ni con su novio».

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram

2 Comentarios en Masacre de Hurlingham: ¿Se podía prever semejante atrocidad? Los mensajes del asesino y de su ex mujer en las redes

  1. Y también estaba mirando la policía que intervenía en la disputa, y nada hicieron. Así terminó todo.

  2. Las cosas podrían haber sido diferentes, yo vivo en diagonal a la casa y cuándo aún estaba disparando su arma el asesino, llame al 911… No es todo como se dice, pero ahora se victimiza a la familia que quedó cuándo ellos, hasta los fallecidos, sabían que el portaba armas, de hecho fui testigo de cómo el asesino le puso su arma en el pecho, a un muchacho en una disputa vecinal, y en ese hecho estaban todos mirando, incluso la chica policía que murió. Es la crónica de muertes anunciadas…

Los comentarios están cerrados.