Monday 16 de May, 2022

El médico acusado de abusar de una joven paciente en la clínica Tachella ya tenía una denuncia por un hecho similar en Munro

“Que le saquen la matrícula, que vaya preso si tiene que ir preso y que se vaya del país, porque no merece estar trabajando acá entre nosotros”, señaló ayer Florencia, la víctima del abusador de la clínica de Haedo.

Médico abusador
La clínica Independencia de Munro, el lugar en el que ocurrió el antecedente del médico abusador de Haedo

El médico acusado de manosear a una joven de 18 años en la guardia de una clínica de la localidad bonaerense de Haedo ya había sido denunciado el año pasado por abusar de una mujer en un centro de salud del partido de Vicente López, informaron fuentes judiciales.

Este segundo caso, que se suma al denunciado ayer por Florencia Goyeneche, de 18 años. Ocurrió en marzo del año pasado en la Clínica Independencia de la localidad de Munro cuando una mujer, identificada como Lorena C., de 36 años, concurrió a la guardia de ese centro asistencial por un dolor en la ingle, según contó la misma damnificada.

Según consta en la denuncia policial efectuada en la comisaría de la mujer de Olivos, cuando Lorena terminaba su jornada laboral en un bar del partido de Tigre sintió un dolor en la entrepierna al intentar levantar un cajón de cerveza, por lo que decidió ir al hospital de ese distrito de la zona norte del conurbano, donde una médica de guardia le dio una orden para realizar una ecografía ya que ahí no tenían equipamiento.

Al día siguiente, la mujer concurrió a la clínica Independencia de la localidad de Munro para hacerse el estudio, pero le indicaron que previamente la tenía que revisar un médico clínico, que resultó ser Walter Caguano, el profesional denunciado ayer en la localidad de Haedo. Una vez en el consultorio, el doctor le hizo preguntas que la denunciante calificó como “inapropiadas”, ya que indagó sobre relaciones sexuales y métodos anticonceptivos y “hasta preguntó dos veces por qué no me cuidaba y qué posición adoptaba”.

Pese a que había concurrido por un dolor inguinal, el profesional le pidió que se bajará la calza y al ver que sólo lo había hecho hasta la mitad del muslo, se la bajó hasta los tobillos, cuestión que la denunciante dejó pasar porque pensó que de esa forma no la podía revisar, pero la sorpresa llegó cuando le solicitó que se bajara la bombacha.

“Me pidió que la baje y él la bajó un poco más, se retiró unos metros y cuando volvió hacia mí, me toca la zona de la ingle, la zona del viente, y después me toca la vulva intentando introducir los dedos, pero como no pudo me pidió que me coloque en posición ginecológica, tampoco pudo acceder, por lo que utilizó un gel para luego hacerme tacto”, describió en la denuncia.

Tras recibir la orden para la ecografía, la joven salió algo “perturbada” del consultorio y le comentó lo sucedido a su marido, con quien finalmente decidió hacer la denuncia al día siguiente.

En tanto ayer, Goyeneche denunció que el martes pasado cuando concurrió a la guardia de la clínica Tachella, ubicada sobre la avenida Rivadavia, en Haedo, fue atendida por el médico identificado como W.C., que en principio actuó de manera acorde a una consulta médica, pero luego la manoseó.

La madre de la joven, Lucía Gordillo, hizo la denuncia en la comisaría segunda de Haedo y luego la víctima publicó un relato de lo sucedido en Facebook, según contó ella misma, en el que expresó que hablaba porque “no puedo callarme. Sé que no soy la única, que no es la primera vez que pasa, pero hay que luchar”.

“Que le saquen la matrícula, que vaya preso si tiene que ir preso y que se vaya del país, porque no merece estar trabajando acá entre nosotros”, señaló ayer Florencia, la víctima del abusador de la Tachella.

Como informó ayer Primer Plano On Line, la causa es investigada por la Fiscalía 4 de Morón, a cargo de Valeria Courtade. En rigor, lo que hay es el inicio de una investigación en la que habrá que probar el delito. Pero como se trata de delitos cometidos en la intimidad, para probarlos el trámite es muy difícil y complejo, dado que se requieren pericias que llevan tiempo, como mínimo tres meses. El lunes declarará la joven.

La clínica Tachella suspendió preventivamente al médico, que ya está notificado de la causa que tiene en su contra pero no tiene limitaciones para, por ejemplo, irse del país.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram