Saturday 23 de January, 2021

En medio de la pelea entre el Gobierno y los empresarios, desde Morón cuestionan la desigualdad de condiciones para la competencia

Ariel Aguilar, representante de la industria del cuero y dirigente de la Confederación General Económica, le respondió al ministro de la Producción, que había pedido a los dueños de empresas que “dejen de llorar y se pongan a competir”.

Pymes
Los préstamos serán de hasta 5 millones de pesos por beneficiario, con un plazo único de 12 meses y tasas de interés que arrancan en el 28 por ciento

“Que las grandes empresas se dejen de llorar y se pongan a competir”. La frase retumbó el fin de semana a través de diferentes medios. Pertenece al ministro de la Producción de la Nación, Francisco Cabrera, y fue direccionada a la cúpula de la Unión Industrial Argentina. Aunque, como era lógico, fueron varios los sectores que recogieron el guante e hicieron fila para responderle.

Entre ellos Ariel Aguilar, empresario de la industria del cuero en Morón y uno de los dirigentes más encumbrados en la Confederación General Económica (CGERA). “No son las grandes empresas las que se quejan por la caída del mercado interno y por la suba de importaciones”, aclaró. Y profundizó su análisis: “La caída del consumo y la suba de importaciones de productos terminados a quien perjudica realmente es a las pequeñas y medianas empresas argentinas. Queda claro que este mensaje no está dirigido a las grandes empresas: son un tiro por elevación a las pymes argentinas”.

Aguilar recriminó también que el problema primordial a atender es “la caída del mercado interno, producto de la caída del poder de compra de una sociedad a la que día a día le siguen sacando dinero del bolsillo con nuevos aumentos aprobados por el Gobierno”. “La suba de importaciones, sobre todo de bienes finales que promedian casi un 80% en los últimos dos años, van absorbiendo el poco mercado que les queda a las Pymes”, subrayó el integrante de CGERA.

“El empresario Pyme invierte cuando fracciona la demanda, es decir, invierte cuando sabe que las políticas públicas apuntan a generar un mercado donde colocar los productos que fabrican”, afirmó Aguilar, al tiempo que destacó que sólo el sector textil, uno de los más perjudicados por la llegada de productos extranjeros, invirtió en maquinarias y modernización de sus plantas “4.500 millones de dólares en los últimos quince años”. Además, puntualizó que las pequeñas y medianas industrias son las generadores del 80% del empleo que hoy existe en la Argentina.

Por último, Aguilar aseguró que “las Pymes no tenemos tiempos para llorar, tenemos que hacer esfuerzos cada vez más grandes para sostener a las fábricas y su personal”. “Aunque claro que se nos hace un nudo en la garganta cuando nos vamos quedando sin trabajo y hay que decirle a una persona que la vamos a suspender o despedir. No creo que el Gobierno entienda de estas cosas”, finalizó.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram