Friday 30 de October, 2020

Mejora Bayron, el bebé golpeado en Ituzaingó, pero el agresor no aparece

Primer Plano Online dialogó con Celeste Aylén Cabrera, la mamá del chiquito, quien detalló cómo fue la secuencia que derivó en la violenta golpiza. El chiquito sigue internado en el hospital Eva Perón, de Merlo, y los médicos esperan darle el alta cuando confirmen que no tiene nada en el ojo.

La sonrisa de Bayron: el bebé se recupera con su mamá en el hospital Eva Perón de Merlo a la espera del alta para volver a casa

Celeste Aylén Cabrera atendió a Primer Plano Online desde el hospital Eva Perón de Merlo, donde permanece acompañando a su bebé Bayron, de apenas cinco meses. La foto que ilustra este artículo contrasta notablemente con la desesperante imagen que ella mismo viralizó hace unos días, en la que se veía el rostro del chiquito completamente desfigurado “por una golpiza”, como los médicos le informaron tras evaluar el cuadro.

Lo que pasó en esa vivienda del barrio San Alberto, de Ituzaingó, sólo lo saben el niño, que todavía no puede verbalizarlo, y su agresor: Matías Alejandro Sánchez (22). El vínculo de ese joven con la mamá de Bayron viene de hace años. Fueron pareja cuando ella tenía 15 años, actualmente tiene 21, y luego se separaron, aunque mantuvieron la relación amistosa.

El pasado martes, Celeste y su mamá tenían que comprar cosas para la casa que comparten y, para no exponer al niño al peligro de sacarlo de noche por la pandemia, le pidieron a Matías si podía cuidarlo. “¿Lo vas a poder cuidar?”, le preguntó la abuela del nene al sujeto. “Sí, tranquila. Si llora yo lo calmo”, fue la respuesta que recibió. No estaba borracho, si no nunca hubiera sido una opción dejar al chiquito con él.

EL RELATO DE CELESTE SOBRE LO OCURRIDO: 

 

“No es la primera vez que lo dejo a Bayron con él. Compartió todo mi embarazo, lo conoció apenas nació. No era alguien extraño”, contó la chica. Lo peor se desencadenó cuando ambas regresaron a casa tras comprar en un kiosco abierto las 24 horas, apenas diez minutos después de haber salido. Encontraron la puerta abierta de par en par y al bebé ensangrentado.

En la desesperación, Celeste empezó a gritar y su mamá también, pero con la reacción de salir a pedir ayuda. La escena era espeluznante: Bayron solo, llorando, con sangre en la nariz y la boca y la cuna era una mancha roja. “Si se hubiera caído tendría que haber habido sangre en el piso, pero no quedó nada, ni una mancha. Lo golpeó directamente y en la cara”, fue la conclusión a la que arribó la mamá del nene. Ayudó a eso la sentencia que le dieron los médicos: “las lesiones no son producto de una caída”.

Mamá y abuela de Bayron corrieron al hospital Chutro, pero de allí las derivaron al Eva Perón. Los profesionales que asistieron al niño les dijeron a Celeste y a su mamá que ellos estaban obligados, por protocolo, a hacer la denuncia. Fue la mayor de ambas quien dijo que era ella quien la iba a formalizar, y la presentación fue conjunta en la comisaría 1ª de Merlo. Las actuaciones fueron derivadas a la Fiscalía Descentralizada Nº 2 de Ituzaingó, porque los hechos ocurrieron allí.

Desde entonces la fiscal María Laura Cristini dio la orden de que la Policía notifique al agresor del inicio de la causa en su contra, pero ese trámite no se pudo realizar aún: está desaparecido. “¿Él me sigue diciendo que el nene se le cayó, pero entonces por qué se enconde? Desapareció y bloqueó a todos sus amigos. Y toda su familia, a la que también conozco, está escondida”, señaló Celeste, cuya preocupación principal es que su bebé se recupere. Los médicos le dicen que quieren esperar la evolución del ojo, donde Bayron tiene todavía algunos derrames.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario