Sunday 17 de January, 2021

Menéndez, con Pichetto y Urtubey: primeras postales de unidad del peronismo en busca de la reconstrucción

El intendente de Merlo, que asumirá la presidencia del PJ bonaerense el domingo próximo si la justicia no lo impide, se reunió con el poderoso senador rionegrino y el gobernador de Salta. "La buena noticia es que peor no podemos estar", dijo el jefe comunal.

Movimiento 21
Pichetto, Urtubey y Menénez en una postal del peronismo que se viene después de la etapa kirchnerista

Mientras se reagrupa en el Congreso y con la agenda tomada por las reformas que impulsa el Gobierno, el peronismo ensaya las primeras postales de unidad post recambio legislativo. Uno de esos intentos juntó ayer al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey; al senador Miguel Pichetto, y al intendente de Merlo y próximo presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez.

Así, en la misma mesa, y con la excusa de presentar un nuevo número de la revista Movimiento 21, que dirige el sindicalista Hugo Quintana, se sentaron uno de los protagonistas de la liga de gobernadores, el articulador de la estrategia parlamentaria del peronismo y uno de los intendentes que promueven la reorganización del partido con los brazos abiertos a kirchneristas arrepentidos y a Sergio Massa.

Urtubey planteó la necesidad de que el peronismo haga una autocrítica profunda. «El pueblo no se equivoca. Nos equivocamos nosotros, y tanto nos equivocamos que después de 72 años los dueños de la Argentina vuelven a gobernar», disparó en un tono de arenga inusual en él. Enseguida instó a «pensar qué valores demanda la sociedad» y a «superar la lógica del nombre propio» para «volver a ser alternativa de poder». Terminó parafraseándose a sí mismo con una frase dirigida al auditorio: «Algunos de ustedes estuvieron en cana por ser peronistas, no por chorros».

Lo escuchaban y aplaudían los diputados Pablo Kosiner y Diego Bossio, entre otros legisladores. En primera fila se sentó ¿enviado por Massa? el ex candidato de 1 País Matías Tombolini. Pichetto tomó distancia de Cristina Kirchner. «Debemos ocupar el espacio del centro. No somos la izquierda sectaria que siempre está tratando de que en la Argentina ocurra lo peor», dijo. Y continuó: “Debemos construir un liderazgo único, que sea excluyente Y hay que identificarlo cuanto antes porque sino ganar en 2019 será imposible”. Luego le apuntó a la gestión kirchnerista, o más precisamente a la cristinista: “El Gobierno de Cristina fue de un estilo soviético”, dijo, y agregó: “cerró el mercado, se peleó con los sindicatos, nos excluyó del mundo”.

«La buena noticia es que peor no podemos estar», abrió su mensaje Menéndez. Trazó un diagnóstico duro de la actualidad del peronismo y reivindicó la discusión interna como capital crucial. «Nos peleamos, sí, pero todos adentro», dijo. Incluyó a legisladores, gobernadores, intendentes y sindicalistas. Y a Massa, a quien espera con los brazos abiertos.

“Hoy la brújula del movimiento es el papa Francisco”, expresó, al tiempo que graficó como «muy difícil» enfrentar al Gobierno «porque hace antipolítica”. Sin embargo, puso paños fríos en cuanto al debate que se viene. “El peronismo nunca llegó al poder volteando a un gobierno. O somos parte de la solución o somos parte del problema”, concluyó el intendente de Merlo.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram