Monday 14 de June, 2021

El merendero que alimenta a 70 nenes y nenas se sostiene con la venta de productos que la gente ya no usa

ATR está ubicado en el Barrio Cuatro Vientos, de Moreno. Su fundadora y principal sostén, Edith Videla, explicó a Primer Plano Online que reciben donaciones de calzado, ropa y elementos de cocina que los vecinos no usen. Los reparan y comercializan para comprar los alimentos.

Merendero ATR
En Moreno, el merendero ATR es uno de los tantos que ayuda en la alimentación de 70 nenes, nenas y adolescentes que, en muchos casos, es lo único que ingieren en el día

Otra obra solidaria de esas que reconcilian al ser humano con lo más noble. Un merendero alimenta a 70 nenas y nenes diariamente en Moreno en base a reciclar los productos que la gente del barrio ya no usa, principalmente ropa y calzado.

En vez de que los tiren a la basura, las organizadoras del espacio comunitario piden que les hagan llegar los elementos para renovarlos, limpiarlos y venderlos a precios testimoniales. De esa forma logran juntar los casi $5 mil semanales para poder reponer provisiones con un único objetivo: que los menores se puedan alimentar.

Merendero ATR
Parte de los productos acumulados en la casa de Edith, que luego se venden a precios testimoniales en la feria

Ubicado sobre la calle Pitágoras 1099, el lugar recibe a chicos y chicas del barrio que, en muchos casos, llegan sin comer nada en el día. “Es difícil calcular la cantidad de alimentos que vamos a usar por semana porque eso depende de lo que los chiquitos quieran comer. A veces hay chicos que tomar una taza de leche y otros días que toman tres, porque no almorzaron”, describió Edith Videla, encargada del lugar.

Hoy, por caso, prepararon cien panqueques con dulce de leche, y no les sobró ni uno. “Pero a veces no alcanza”, describe la mujer. En promedio logra recaudar con la feria alrededor de cinco mil pesos, y todo lo reinvierte en el merendero, que abre sus puertas en su propia casa entre las 16 y las 18.

Merendero ATR

El esposo de Edith es mecánico y ella cobra la Asignación Universal por sus siete hijos. Todo lo que consigue vender con la feria solidaria lo destina a ese espacio en el cual los nenes y las nenas de una zona densamente poblada y con carencias básicas en sus hogares. “Acá todo lo que nos llega se usa. Incluso las botellas de plástico, porque las reciclamos para darles souvenires a los chicos”, manifestó Edith.

Desde este mes el merendero ATR comenzó a recibir ayuda de parte de otra obra de similares características como Nutriendo el Alma, un emprendimiento que colabora y garantiza la alimentación a cientos de niños, niñas y adolescentes de Moreno. Es que entre todas las manos la cadena solidaria se consolida en tiempos de crisis dura.

Merendero ATR

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram