Sunday 5 de December, 2021

Crónica de un martes sangriento en Merlo: femicidio, suicidio y matrimonio baleado en tiroteo entre bandas

El cadáver de una mujer de entre 35 y 40 años fue hallado desnudo por unas chicas que jugaban al fútbol. Tenía heridas cortantes en todo el cuerpo, quemaduras de cigarrillo y el cráneo completamente destrozado. La justicia investiga las circunstancias e intenta establecer el paradero.

En ese descampado detrás de las canchas de fútbol en donde entrenan distintas categorías del Deportivo Merlo apareció el cadáver de la mujer

La crónica de un inicio de mes completamente violento y sangriento en Merlo. Un femicidio, un suicidio y un matrimonio herido de bala luego de quedar en medio de un tiroteo entre bandas fue el resultado del primer día de junio. La Policía y la justicia están en plena investigación de la trilogía de casos.

El primer hecho se descubrió en la tarde del martes, aproximadamente a las 16, en un predio descampado de calle Iwanosky, entre Renan y Blanco Encalada de la zona de Parque San Martín. En el lugar, al fondo del predio en el que funciona un vivero lindante a la cancha de fútbol en las que habitualmente entrenan diversas categorías del club Deportivo Merlo, un grupo de chicas que estaban practicando el deporte fueron a buscar una pelota y hallaron el cadáver de una mujer, que estaba completamente desnudo.

“Estaba en posición fetal”, detalló una fuente judicial consultada por Primer Plano Online. Es una mujer de entre 35 a 40 años, con rigidez en el cuerpo comenzándose a instalar, con lo cual la data de muerte es de ocho a diez horas del hallazgo. Es decir, “el crimen fue alrededor de las 8 de la mañana de ayer martes”, agregó el informante. Un dato clave para el avance de la pesquisa.

La escena del crimen era horrorosa: la víctima presentaba cortes en distintas partes del cuerpo, hechos aparentemente con vidrios de una botella, que fueron incautados a pocos metros, tenía quemaduras en la muñeca y una cantidad de golpes en la cabeza que le destrozaron el cráneo, que estaba hundido. “Es un hecho tremendo, y hasta el momento lo que indica la observación del forense, primero la cortó, luego la quemó y después la terminó de matar a golpes”, detalló la fuente.

A pocos metros del cuerpo los investigadores incautaron una calza rosa y negra, una remera, un buzo, una campera, una media (que tenía puesta) y la ropa interior. Todo estaba en un radio cercano al hallazgo. Lo que no se pudo determinar hasta el momento es su hubo algún tipo de abuso sexual, y tampoco se registran en cercanías de la zona y en otros distritos pedidos de paradero. Es decir, la causa recién empieza y el recorrido para establecer lo que pasó parece largo.

SUICIDIO

Mientras la justicia y la Policía trabajaba en ese lugar entró un llamado al 911 con un pedido de ayuda por una persona fallecida en la calle Velarde al 1000, casi esquina Jufré, en la localidad de Libertad. Hasta allí se trasladó una comitiva para ver qué había ocurrido y se encontró con un joven de 21 años degollado.

Según lo que se logró establecer, aunque todo deberá ser corroborado por la autopsia, tras una discusión con su pareja, que es quien dio aviso a la línea de emergencias, Alcides Catriel Piris se provocó un corte en el cuello con un fragmento de vidrio que le ocasionó la muerte en pocos minutos.

El médico forense presente en el lugar constató que el muchacho tenía una herida corto punzante a la altura del cuello y no tenía signos vitales. Es decir, había muerto desangrado. Además, el cuerpo no tenía signos de defensa, con lo cual el relato de la mujer, conmocionada por el hecho, resulta creíble. Es más: dos hermanos mellizos del fallecido también dieron la misma versión de lo ocurrido.

MATRIMONIO BALEADO

El último hecho de la sangrienta jornada de martes ocurrió también en Libertad, sobre la calle San Benito al 1900. Lo que se conoce hasta el momento que había una reunión entre la pareja dueña de casa con una amiga cuando arribó un hombre al lugar, conocido de la familia y de la invitada. Mientras entraba la moto, pasó por el lugar un Renault Clío de color claro que, sin mediar palabras, comenzó a disparar contra el motoquero.

“La víctima del ataque sacó un arma de su cintura y también disparó. En la balacera resultó herida la pareja dueña de casa, que viven en una casa aparte y nada tenían que ver con la reunión”, indicó una fuente policial. La mujer sufrió un disparo en la mano y está fuera de peligro y su marido se encuentra internado en grave estado. Fue operado anoche y se espera su evolución para ver si amerita otra intervención.

Los tres casos son investigados por la UFI Nº 8 de Morón.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram