Tuesday 17 de May, 2022

Moreno: balas de goma y topadoras, la receta del Municipio para desalojar una feria popular

Fue luego de una decisión política adoptada por la intendenta Mariel Fernández, que hasta hace un tiempo pertenecía al Movimiento Evita y era muy cercana al dirigente social Juan Grabois. Qué dijo el gobierno comunal para intentar explicar el conflicto suscitado.

Feriantes intentaron resistir el violento desalojo ejecutado por la Policía en el predio

La Policía de la provincia de Buenos Aires desalojó con balas de goma, gases lacrimógenos y topadoras una feria popular en Moreno. La orden la dictó la Justicia de Faltas de ese distrito y fue firmada por el juez Antonio Tornolorenzi, quien dispuso la clausura del predio ubicado en la localidad de Trujui, además del secuestro del material que se encontrara en el lugar para comercialización.

Grupos especiales de Infantería de la Bonaerense y de la Unidad Táctica de Operaciones Especiales (UTOI) llegaron a la Feria Las Flores, ubicada en la intersección de la avenida del Libertador (ruta provincial 23) y Dalmacio Sánchez. Ante la resistencia de puesteros y puesteras, en muchos casos con bebés en brazos, comenzaron a arrasar con todo lo que había enfrente.

El violento accionar policial, que por tercera vez reprime protestas sin miramientos en pocos días (pasó la semana pasada en un jardín de Bernal y el martes en otro establecimiento educativo de Virrey del Pino) dejó personas heridas y cuatro detenidos. Pero lo más increíble es que el desalojo fue impulsado por el propio Municipio, gobernado por una militante política emergente de movimientos sociales.

Mientras las topadoras arrasaban con las precarias estructuras montadas a lo largo y a lo ancho de cuatro manzanas, desde el gobierno comunal informaban que empezaron a recibir denuncias de comercialización de «productos de dudoso origen» y que la feria no contaba con ningún tipo de medida de seguridad, salud e higiene, entre otras cosas.

“Al no haber ningún tipo de control sobre ese predio, que una parte es privada y otra es del Estado, no había tampoco registro de la procedencia de la mercadería. Había venta de autopartes, de celulares o de medicamentos de los que se desconocía el origen y por eso era ilegal”, describió una fuente consultada por Primer Plano Online.

Lo que propuso el Municipio es trasladar a las y los feriantes a un nuevo predio que cumpla con todas las normas exigidas, que se inscriban como trabajadores de la economía popular y este fin de semana ya comenzará la relocalización. También informan que en ese registro para ingresar al nuevo predio ya se inscribieron más de 400 feriantes y que la resistencia de ayer fue encabezada por “un grupo ínfimo de personas, que son las que regenteaban” el lugar.

Lo que resulta injustificado es que una decisión de este tipo haya sido adoptada por la intendenta Mariel Fernández, hasta hace un tiempo pertenecía al Movimiento Evita y era muy cercana a Juan Grabois.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario