Saturday 26 de September, 2020

Morón: ecos del rechazo a la rendición de cuentas de 2015

Consultados por Primer Plano On Line, los concejales Martín Marinucci, del Frente Renovador, y Fabio Martínez, del Partido Socialista, fundamentaron su posición en la sesión en la que el Concejo Deliberante de Morón rechazó la rendición de cuentas de 2015, el último de la gestión Lucas Ghi al frente del municipio. Si bien hay coincidencias de ambos sectores en apelar a la “coherencia”, dado que no aprobaron del presupuesto previsto para ese entonces por no estar de acuerdo con el destino de los fondos municipales, la diferencia fue el detalle con el que analizaron el ejercicio administrativo del sabbatelismo.

 

Cabe recordar que el Concejo Deliberante rechazó el expendiente con el detalle de lo gestionado por el gobierno municipal en 2015. Los votos 16 negativos se conformaron a través de los bloques Cambiemos, Frente Renovador y el concejal que representa al socialismo. En contraste, la bancada Frente para la Victoria-Nuevo Encuentro quedó en minoría al sumar sólo 8 manos alzadas en favor de la remisión.

 

Frente Renovador

 

El massismo justificó su voto en un hecho “meramente político”. En conversación con Primer Plano On Line, Marinucci habló de una “posición clara que mantuvo la coherencia” desde que es concejal. “Primero no acompañamos el presupuesto porque no estuvimos de acuerdo con la distribución que se iba a dar a lo recaudado, que son decisiones políticas de quien gobierna, con lo cual si hubiéramos convalidado la imputación de gastos estaríamos contradiciendo la posición tomada en diciembre de 2014 cuando se votó el presupuesto 2015”, señaló el excandidato a la intendencia. Luego, apuntó que “quien tiene la responsabilidad de analizar lo técnico de la rendición es el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires”.

Concejal Martín Marinucci

Consultado sobre supuestas irregularidades denunciadas por oficialista bancada de Cambiemos, Marinucci señaló que “nosotros observamos algunas cuestiones técnicas que por lo menos nos generan dudas, como la conformación de facturas de pagos al club Deportivo Morón que no las firmó el intendente, pero reitero que lo nuestro es netamente político”. Y agregó: “No estamos administrando el municipio, así que no sabemos a lo que se refiere Cambiemos. Lo más sano es que vayan a la justicia y, si hay que actuar, que la justicia actúe”.

 

La mirada del socialismo

 

Fabio Martínez, por su parte, analizó que el 2015 dejó en claro que el municipio no tiene autonomía y depende casi en exclusiva de los giros coparticipables de la Nación. “Si mañana se terminara la ayuda de Nación, solo podríamos pagar los sueldos y los insumos, pero cero obras y cero inversión en máquinas, herramientas, instrumental, obras viales, intervenciones en espacios verdes públicos, obras hidráulicas o seguridad”, manifestó el edil. Asimismo, y si bien aclaró que “no es un examen de legalidad ya que el mismo le compete al Honorable Tribunal de Cuentas” bonaerense –en coincidencia con Marinucci-, profundizó su reflexión política: “no existe autonomía municipal, como no existe autonomía provincial, porque tanto la Municipalidad como la Provincia se encuentran prisioneros de un juego financiero perverso, en que la concentración de ingresos por parte del Gobierno Nacional ahoga el federalismo. No hay autogobierno ni puede haber autonomía si no hay autonomía financiera”.

Fabio Martínez

Si bien realizó un desagregado amplio en cuanto a números, el concejal socialista graficó, a modo de ejemplo, que “un primer análisis nos hace reparar en que los gastos con financiación de origen municipal, de acuerdo al presupuesto vigente, exceden los recursos tributarios regulares con que cuenta la municipalidad, o sea, $ 1.271.545.124 de recaudación, contra $ 1.366.389.066 de erogaciones”. “Si depuramos de las erogaciones totales, las erogaciones de bienes de uso, tenemos que los gastos de funcionamiento puro ascienden a $ 1.301.758.000, es decir representan el 96 % de los recursos propios ordinarios. Como consecuencia de lo expuesto, prácticamente no existe inversión en obras o bienes de uso, cuya financiación provenga de fondos propios municipales, es decir, estamos ante una situación financiera, que no permite llevar adelante obras o inversiones en bienes de uso con recursos propios corrientes”, finalizó.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram