Friday 7 de October, 2022

Morón: con polémica, fracasó la sesión por el nuevo convenio colectivo de trabajo para los municipales

No hubo quórum en el recinto para debatir el tema. Se fracturó el Frente Renovador porque el sindicalista Domingo Bruno decidió votarlo pero en soledad y contra la postura de sus compañeros de bloque. En una reunión previa se había decidido excluir a los médicos y a los docentes, uno de los aspectos más rechazados del estatuto.

Sesión frustrada en Morón
Con un recinto semi vacío y trabajadores en las gradas, fracasó la sesión por el nuevo convenio colectivo de trabajo en Morón

Una vez más, la polémica atravesó al Concejo Deliberante de Morón y fracasó la sesión en la que ayer se debía debatir el nuevo convenio colectivo de trabajo para los empleados municipales. La gran novedad del frustrado tratamiento fue la fractura expuesta que sufrió el bloque massista, que se partió por la decisión personal del concejal Domingo Bruno de dar quórum para discutir la ordenanza, que además tenía definido acompañar con su voto. Sin embargo, la negativa de sus compañeros de no asistir provocó que el tema se cayera y no fuera discutido como estaba previsto. El Frente para la Victoria ya había anticipado su rechazo.

Poco antes de la hora señalada para el inicio del debate, los 8 concejales de Cambiemos estaban sentados en sus bancas. Se sumaron los dos ediles que integran la bancada Frente Renovador de los Trabajadores Municipales y, para sorpresa de muchos, apareció en su silla Domingo Bruno, cuando ya había trascendido que el Frente Renovador no bajaría al recinto. Había temas que se estaban todavía intentando resolver para encontrar un consenso más amplio entre todas las fuerzas políticas, principalmente la situación de los médicos. Es que desde la Asociación de Profesionales del Hospital de Morón y la CICOP (el sindicato médico bonaerense) exigían quedar afuera del convenio porque incluirlos violaría normativas preexistentes, por caso, una ordenanza municipal propia distinta de las leyes provinciales.

Desde ese sector que representa a los médicos reconocieron a Primer Plano On Line que su situación había sido salvada y corregida. Fue luego de comunicaciones que mantuvieron con Analía Zappulla (jefa del bloque Cambiemos), con José María Ghi (concejal del Frente para la Victoria), Favio Martínez (edil del bloque socialista) y con Pablo Salvo (secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Morón). “Conseguimos que el Ejecutivo y el gremio de municipales firmaran un acta para sacarnos del convenio. Nos convocaron y pudimos discutir con el secretario de Legal y Técnica, Cristian Herrera, la confección de un acta protocolizada, que se acordó con la firma del intendente Tagliaferro, de la presidenta del Concejo Deliberante, Natalín Faravelli, y de Pablo Salvo”, informaron desde el Colegio Médico de Morón, una entidad cercana al sabbatelismo. O sea, la gran objeción que tenía el convenio había sido subsanada poco antes de la hora prevista para el inicio de la sesión. Pero así y todo se cayó.

El convenio colectivo de trabajo, primero en la historia del Municipio, establece la aparición de la carrera y escalafón municipal junto con la creación del Instituto de Capacitación Municipal, que busca perfeccionar al personal en su tarea y profesión. Se reconoce la antigüedad del 4% para los empleados (a diferencia del 1 por ciento que rige hoy día) y las licencias se extenderán según corresponda en cada situación: se contarán en días hábiles y no corridos. El Municipio no podrá tener a un empleado en periodo de prueba por más de un año ni más de 20% de la planta en esa condición. Se otorga un plus del 5% del sueldo básico por título secundario para las categorías no jerárquicas y se suma a las nuevas bonificaciones por tareas de riesgo, insalubridad, jornada nocturna, actividad crítica y tarea penosa. Asimismo, se incorpora anticipo jubilatorio para aquellos trabajadores que no cumplieron con los 30 años de servicio y queda establecido el 16 de agosto como el “Día del Trabajador de Morón”.

ECOS DE UN DEBATE QUE NO FUE

Está claro que la novedad en la tarde de ayer fue, más allá de la frustrada sesión, la implosión interna que sufrió el massismo en Morón. Para ser más explícito en la descripción alcanzan las palabras de Domingo Bruno, el único de esa bancada que bajó a dar quórum y tenía definido su voto a favor del nuevo estatuto. “Lamento haber desobedecido a mi bloque pero antes que político soy un dirigente sindical”, sentenció ante la pregunta de Primer Plano On Line.

Luego agregó: “Iba a ser una jornada histórica porque era la firma del primer convenio de los trabajadores municipales con el Municipio pero desgraciadamente hubo compañeros que no lo entendieron así, fundamentalmente los de mi bloque, que los disculpo porque por una cuestión técnica o política no lo supieron interpretar”. “Si había que perfeccionar algo daban los tiempos para intercambiar posiciones y corregir algunas cosas porque lógicamente, al ser el primero, tiene algunas falencias. También estaba salvada la cuestión que los médicos quedaban afuera a través de una nota del propio oficialismo, que recomendaba no incluir a los profesionales de la salud y a los docentes”, cerró su argumentación. Luego dejó abierta la puerta para analizar lo que pasará con su futuro. “No es que quiera romper el bloque, no tengo idea de irme ni mucho menos. Mis compañeros ahora tendrán que decidir si mi actitud fue una falta grave y verán qué hacer”.

Sesión frustrada en Morón
El bloque del Frente Renovador, inmerso en una crisis por diferencias internas

Desde el oficialismo, Analía Zappulla se manifestó “sorprendida” por la “irresponsabilidad y cobardía de los concejales que se llenan la boca diciéndose defensores de los trabajadores y que hoy (por ayer) no se sentaron para decir por qué no quieren este convenio”. Además, los invitó a que “reflexionen, esto no tiene nada que ver con beneficiar a un intendente, sino que es beneficiar a los trabajadores”, y valoró “la voluntad política del intendente” para subsanar el reclamo planteado por los profesionales de la salud.

Por su parte Favio Martínez, concejal socialista, le espetó al oficialismo el yerro cometido para el abordaje del tema. “El convenio era importante porque alcanzaba una mejora sustancial para los trabajadores municipales, pero el error que cometieron con los médicos fue por no haberlos convocado a la mesa de diálogo. Ese fue el gran error del oficialismo, más allá de que lo terminaron corrigiendo”, planteó. El edil se presentó en el recinto de sesiones sobre la hora para dar quórum, luego de que los médicos le confirmaran la rúbrica del acta para dejarlos afuera del convenio, pero ya no alcanzaban los presentes para iniciar la discusión formal.

Para finalizar, el Frente para la Victoria explicó su postura de no participar en la sesión junto a otros sectores opositores por considerar que el Ejecutivo pretendía darle un “tratamiento exprés” al convenio colectivo de trabajo. “Consideramos fundamental que todas las organizaciones gremiales que contempla la ley sean parte del debate que regirá en el Municipio de Morón, ya que será una herramienta fundamental para garantizar los derechos de los trabajadores y trabajadoras”, detallaron, al tiempo que calificaron como “una actitud antisindical” haber dejado afuera de la mesa de conversaciones a diversos actores que forman parte de la vida política y laboral en relación al Municipio. “Por eso propusimos que sea discutido garantizando la participación en una mesa de todas las partes, en lo que será una medida a favor del reconocimiento para el trabajador y para mejorar sus condiciones laborales”, finalizaron.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram