Wednesday 7 de December, 2022

Morón: está preso hace cuatro meses acusado de robar un auto, pero asegura que fue su hermano

Agustín Gonzalo Esteban fue detenido tras ser señalado por la víctima, que lo conoce del barrio. Sin embargo, él jura que a esa hora estaba trabajando y que quien cometió el delito fue su familiar, que es muy parecido físicamente. La instrucción del caso está terminada y la causa va rumbo a ser elevada a juicio.

A la izquierda Agustín, el detenido; a la derecha con gorra Claudio, el acusado por su propia familia

Un joven vecino de Morón de 23 años se encuentra detenido desde mayo por un delito que asegura no haber cometido. Lo particular del caso es que, además de defenderse, afirma que el ladrón fue su hermano, cuyas características físicas son muy parecidas a las de él.

El hecho en cuestión sucedió el pasado 7 de mayo en la intersección de Solari y Mburucuyá, Morón sur, a cuatro cuadras de donde viven papá y mamá del muchacho. A la víctima la asaltaron cuando llegaba a su domicilio y cuando fue a realizar la denuncia le puso nombre y apellido a su asaltante, al que afirmó conocer del barrio.

Ahí comenzó el devenir judicial para Agustín y su intento de defensa, que llegó a Primer Plano Online a través de su pareja, Jorgelina, madre además de la pequeña hija que tienen en común. “El asalto lo cometió Claudio, su hermano, que tiene cuatro años más que él y que estuvo cinco años preso por otro hecho similar. Son muy parecidos físicamente, pero la diferencia es que Agustín no tiene antecedentes, porque nunca le hizo nada a nadie”, contó la mujer de Esteban.

Jorgelina contó que estaba con su novio al momento del robo del auto y manifiesta preocupación por la salud de Agustín

La preocupación de ella es, además de la situación judicial de su novio, la sanitaria. Es que el muchacho tiene el nervio óptico dañado y a los 19 años perdió la visión del ojo derecho producto de un glaucoma. Incluso al momento del robo del auto Jorgelina y Agustín estaban juntos: volvían de trabajar como vendedores ambulantes en el microcentro porteño con otro compañero y, al volver a Morón, se quedaron vendiendo los productos que les quedaron primero en la plaza La Roche y luego en la San Martín. Cerca de las 20.30 se fueron en colectivo a su casa.

Días después del robo, concretamente el 21 de mayo, cayó un allanamiento policial a la casa de sus padres. Lo buscaban a Agustín con una imputación y orden de detención por el robo agravado por el uso de arma de fuego. Pero él no vive ahí: se mudó con su mujer y la nena, Guadalupe, de dos años y cuatro meses. Tampoco estaba su hermano Claudio, a quien el padre echó de la finca tras enterarse del robo.

Cuando se enteró del procedimiento, el joven ahora detenido se presentó en la Fiscalía Nº 2 de Morón, que instruye el caso, “y hasta recibió una felicitación por presentarse”, tal como recuerda Jorgelina. Pero de inmediato quedó arrestado y alojado en la seccional 2ª de Haedo, en donde intentó incluso quitarse la vida. Desde entonces comenzó en recorrido que lo llevó a la Alcaidía Nº 3 de La Plata y ahora está alojado en Florencio Varela.

“Yo no culpo a la mujer, que fue víctima de un robo y es verdad que los conoce de chiquitos a los dos hermanos. Pero no fue Agustín quien la asaltó, fue Claudio, y ya no sabemos qué hacer para demostrarlo”, completó Jorgelina.

Pese a que la pareja dice tener elementos para que se sepa la verdad, el expediente dice otra cosa. “La investigación está cerrada y sólo resta su elevación a juicio. La víctima lo reconoció dos veces: una al momento de hacer la denuncia y luego en una rueda. Con esos elementos será el juez quien determine si es o no el autor del hecho”, describió una fuente judicial consultada por Primer Plano Online para la elaboración de este artículo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram