Friday 27 de May, 2022

Morón: una evidencia más del violento fenómeno de la venta ambulante ilegal

La balacera protagonizada por los hermanos Salinas en la mañana de ayer desnudó la oscuridad de los negocios que se esconden detrás de la legítima necesidad de trabajar que expresan algunos puesteros. El rol de la política en debate.

Queda en evidencia que la venta ambulante continúa descontrolada en Morón. Luego del frustrado intento de desalojar definitivamente el fenómeno de las calles del distrito, se empezaron a ver esta semana algunos regresos a espacios estratégicos como el que protagonizó la violenta escena de la mañana de ayer.

No es casualidad, tampoco, que la balacera se haya producido justo en la semana en que el intendente Ramiro Tagliaferro anunciara, a través de Primer Plano On Line, que convocará a los concejales que rechazaron su propuesta de reconvertir en peatonal a la calle Sarmiento para instalar allí una feria municipal de ambulantes legalizados.

“El Departamento Ejecutivo continúa estudiando cuál es la política pública que nos termine de resolver un tema que, ustedes podrán ver en la calle, está bastante encausado. Vamos a convocar a los concejales previamente para que también trabajen esa política pública”, indicó el jefe comunal ante la consulta de éste medio. “Me gusta la dinámica de la política desde el punto de vista propositiva, y que la cuestión sea constructiva. Nosotros demostramos que teníamos una propuesta; el Concejo Deliberante no la aceptó, vamos por una nueva alternativa”, agregó Tagliaferro.

Cuando se llevaron adelante las negociaciones con los ilegales, por el lado del municipio estuvo el subsecretario de Legal y Técnica, Cristian Herrera, quien firmó con 45 puesteros el convenio para que luego lo rubrique el deliberativo. Entre los que firmaron el acta con las autoridades del gobierno local estaba Hugo Javier Salinas, quien ayer resultó baleado por sus propios hermanos Cristian y Víctor. También estaban los nombres de los hermanos Reyes, Ramón y Ezequiel, que no tuvieron nada que ver con la reyerta de ayer pero anteriormente también habían sido denunciados.

Víctor Salinas, el que disparó contra Javier y ahora se encuentra detenido, había sido corrido de la mesa de negociación con el municipio debido a que lo señalaron como militante Nuevo Encuentro y responsabilizaron encabezar las violentas protestas que se desataron en las calles del distrito una vez consumado el desalojo de los puestos y manteros en julio pasado. Varias son las evidencias que vinculan al agresor con militantes de Unidos y Organizados en el distrito.

Los hermanos Salinas

El canal Todo Noticias mostró ayer un video captado por las cámaras de seguridad del municipio.

De todos modos, más allá de que en este caso fue víctima del ataque, el propio Javier había sido denunciado ante la justicia por amenazas. La presentación la promovió la secretaria de Gobierno de la gestión del ex intendente Lucas Ghi, Florencia de Lucca.

En el auto de los Salinas que atacaron a su hermano la justicia incautó gran cantidad de ropa lista para su comercialización, con lo que los investigadores especulan que el motivo de la feroz pelea es que ellos dos querían ubicarse en el lugar (escalinatas de la estación de tren) en donde se instaló un rato más temprano Javier con su puesto de frutas.

Cuando el tirador pedía retomar el diálogo con el municipio

El pasado martes 2 de agosto, el programa periodístico Primer Plano entrevistó por teléfono a Víctor Salinas, líder de los vendedores callejeros, quien había expresado que no tenían cortado el diálogo con las autoridades distritales pero que esperaba se avance prontamente en una propuesta que contemple las necesidades del sector.

“Nosotros queremos trabajar”, señaló Salinas en conversación con Adrián Noriega. “Nuestro reclamo es por 70 puestos históricos, y que lo único que saben es vivir de esa manera”, continúo. “Si el municipio tiene un proyecto nos sentamos y hablamos, pero en el mientras tanto, ¿qué hacemos con la gente que hoy tiene necesidad verdadera?”, se preguntó el referente del grupo de ambulantes.

Salinas y su hermano Cristian ahora está preso por haber baleado a su otro hermano Javier, que permanece internado fuera de peligro en el hospital de Morón. La causa está caratulada como tentativa de homicidio agravado por haber sido cometido con armas de fuego en concurso portación ilegal de arma de guerra y portación ilegal de arma civil. La investiga es fiscal Claudio Oviedo, de la fiscalía 5 de Morón.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram