Sunday 5 de December, 2021

Morón: veterinario debió ser hospitalizado debido a la golpiza que le propinó un cliente tras la muerte de su perro

La víctima fue trasladada inconsciente al instituto Güemes, de Haedo, donde permanece internado. El agresor está aprehendido a la espera de ser indagado por la justicia. Todo ocurrió en el local de la veterinaria Adap, sobre Hipólito Yrigoyen al 900.

La veterinaria en donde murió el caniche la semana pasada: esa agresión es la que lleva a la protesta de mañana miércoles

El hecho que narra a continuación Primer Plano Online tiene dos miradas posibles, y ambas están vinculadas a la pandemia. La primera es la irracional violencia que se vive en la sociedad en general, donde hasta una discusión de tránsito puede terminar en desastre. La segunda, cómo las personas se aferraron a los animales ante la falta de contacto social por la cuarentena.

Lo cierto es que un veterinario debió ser hospitalizado de urgencia luego de ser golpeado de manera salvaje por un sujeto que llevó a su perro a bañar y cortar el pelo pero que, a poco de haberlo retirado, la mascota murió. El sujeto regresó al local furioso y le propinó una golpiza semejante que lo dejó desmayado y debió ser trasladado en ambulancia al Instituto Güemes, de Haedo, donde permanece alojado.

Según logró reconstruir Primer Plano Online con fuentes judiciales y policiales, la víctima fue identificada como Claudio Burgarella (58), sobre quien se espera la evolución de su cuadro clínico para evaluar los alcances de la acción penal. Es decir, saber si se le imputará al agresor el delito de lesiones leves, graves o gravísimas.

Cristian Sosa (52) está aprehendido a la espera de saber cuál será su situación judicial, que dependerá de cómo evoluciona el veterinario 

El golpeador, que quedó aprehendido y aguarda ser indagado por el fiscal Claudio Oviedo, de la UFI Nº 5 de Morón, es Cristian Javier Sosa (52). Siempre según lo informado por voceros de la investigación, este hombre había llevado a su perro a bañar y a cortar el pelo al local Adap, ubicado en Hipólito Yrigoyen al 900 de Morón, y cuando lo fue a retirar con su esposa detectó que el animal tenía un corte y lo habían suturado.

“Se lo llevaron igual, pero al llegar a la casa el perro murió. Entonces la pareja regresó a la veterinaria a reclamar y el hombre directamente golpea al profesional que lo atendió. Las empleadas del comercio llamaron al 911, un móvil llegó al lugar y se llevó aprehendido al atacante”, precisó un investigador consultado por este medio.

Lo cierto es que los dueños de la mascota no hicieron ninguna presentación por el daño que presentaba y directamente fueron al local a tomar una suerte de justicia por mano propia. Ahora el hombre enfrenta una causa judicial.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram