Saturday 5 de December, 2020

Morón: violenta entradera en la casa de Néstor Zárate, el hermano del jugador de Boca Juniors

Fueron víctimas de una banda que realiza atracos en la zona que estaría identificada. Se llevaron dinero en efectivo y elementos de valor como electrodomésticos y celulares.

Néstor Zárate fue el año pasado precandidato a intendente de Morón por Consenso Federal: perdió la interna con Marina Cassese

Una violenta entradera sufrió la familia de Néstor Zárate, dirigente político de Morón, abogado y hermano de Mauro, jugador de Boca. Ocurrió en la vivienda de Pueyrredón al 1.600, esquina Ozanám, de Morón, y si bien las víctimas resultaron ilesas atravesaron una traumática situación que todavía impacta, sobre todo en los menores.

Según relató el propio Zárate a Primer Plano Online, todo sucedió el viernes pasado, cerca de las 15. “Estábamos los cinco acá en casa, mi mujer trabajando abajo, uno de mis hijos estudiando en la mesa y el otro jugando a la Play. Escucharon un ruido en la puerta y, cuando miran por la mirilla, los delincuentes abrieron desde afuera”, comenzó su relato.

El ingreso a la vivienda no tenía llave ni trabas, sólo estaba cerrada con el picaporte. De inmediato, los atacantes tomaron del pelo a su esposa y la llevaron a la cocina. A la mujer le agarró un ataque de nervios y comenzó a gritar al ver que a uno de sus hijos lo ataban con los cables de los elementos tecnológicos. “Lo tiraron al piso y lo tenían con un pie pisándole la cabeza”, narró Zárate.

EL RELATO DE NÉSTOR ZÁRATE SOBRE LA ENTRADERA QUE SUFRIÓ: 

 

Mientras, el más chico de sus hijos salió corriendo para el cuarto del papá, en el primer piso de la vivienda, en donde Zárate miraba la tele entredormido. Su otro hijo, el quinto integrante de la familia, estaba en el baño. “Subieron dos delincuentes: uno me apuntaba con un arma, el otro tenía un cuchillo. Me tiraron al piso, pero al escuchar los gritos de mi mujer reaccioné. Me podrían haber pegado un tiro pero hice lo que me salió”, detalló.

El robo no duró mucho tiempo, pero para la familia fue una eternidad. Los malvivientes, luego de juntar todo lo de valor que encontraron a su paso, escaparon corriendo de allí. Zárate también bajó las escaleras a la corrida, y se cayó en su intento por frenar la huida de los atacantes. Tenía un arma, de la que cuenta con portación legal, pero al salir a la puerta no encontró a nadie.

Según informaron fuentes policiales y judiciales, se trataría de una banda que realiza entraderas en la zona de Haedo, Morón, Ramos Mejía y Villa Luzuriaga. La investigación está en manos de la UFI Nº 5 de Morón.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram