Wednesday 18 de May, 2022

Motos que corrían picadas atropellaron a un repartidor en Merlo: necesita una prótesis para volver a caminar

La víctima circulaba por la calle Fleming, de Parque San Martín, y al llegar a la esquina de Balbastro literalmente lo pasaron por arriba. Incluso uno iba haciendo willy, como se observa en el video que ilustra este artículo. “Me dijeron que seguro tengo que estar dos semanas acá, internado”, le contó a Primer Plano Online desde el hospital.

Luis está internado en el hospital Eva Perón, de Merlo, a la espera de ser operado

Luis Oscar Rivas tiene 45 años. Percibe mensualmente una pensión por invalidez de 22 mil pesos, que lógicamente no le alcanza para vivir. Por eso hace trabajos de jardinería durante el día y de noche sale con la moto a hacer repartos de comida a domicilio. “Una buena noche puedo llegar a juntar dos mil pesos”, le cuenta vía telefónica a Primer Plano Online.

Anoche, cuando estaba en pleno trayecto, sufrió un siniestro vial que pone los pelos de punta con simplemente verlo. Circulaba con su rodado por la calle Fleming, de Parque San Martín, en Merlo, y al llegar a la esquina de Balbastro literalmente lo pasaron por arriba. Eran dos motos que, según supo, venían corriendo picadas. El resultado de la temeraria acción: fractura de fémur de la pierna izquierda, por lo que deben operarlo en el hospital Eva Perón, donde se encuentra internado.

El que me chocó voló. Después vinieron a verme y cuando observaron lo que tenía se rajaron. No me dejaron ningún dato. Sospecho que no tenían nada, por eso se escaparon”, contó Luis desde el nosocomio, en donde se encuentra acompañado por uno de sus nueve hijos, siete propios y dos de su actual pareja, que viven con él.

Según le informaron los médicos que lo recibieron en el centro de salud sí o sí deben operarlo. Y, para que la zona selle bien y pueda afirmarla, le deben colocar un clavo endomedular, que sería ideal hacerlo ahora, cuanto antes, porque si esperan luego habrá que tocar el hueso nuevamente. Quizá lo que están haciendo los profesionales es abrir el paraguas: saben que la obra social Incluir Salud demora una eternidad en dar respuestas.

Me dijeron que seguro tengo que estar dos semanas acá, internado. Después veré cómo salgo y si puedo volver a trabajar. A mí lo que me pasa es que si no trabajo no puedo llevar más que el ingreso fijo a casa, y eso no alcanza”, completó la víctima del insólito siniestro. Luis agradeció, asimismo, a otro repartidor que pasó por el lugar en el momento del choque, vio todo y se quedó a auxiliarlo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram