Tuesday 7 de February, 2023

La otra pandemia: mueren en promedio cinco nenas o nenes por semana por lesiones padecidas en siniestros viales

Así lo advirtió la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), organismo desde el cual instan a las autoridades a poner foco en este tema, al que evitan llamar ‘accidentes’ de tránsito ya que, con medidas concretas y certeras se pueden prevenir y reducir considerablemente.

En 2019 perdieron la vida 32 nenes y nenas por una enfermedad grave como meningitis, 181 lo hicieron por siniestros viales

Los números son contundentes: entre 2010 y 2019 hubo un promedio de 266 muertes de niños y niñas por año ocasionadas por siniestros viales. Además, apenas una de cada cinco personas que se trasladan en los asientos traseros utiliza cinturón de seguridad, una de cada cuatro menores de diez años circula con la protección correcta y el 85% de los sistemas de retención infantil se encuentran instalados incorrectamente.

Así lo advirtió en un informe al que tuvo acceso Primer Plano Online la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), que puso el foco la problemática devenida en lo mal que aún se maneja en la Argentina a pesar de las múltiples campañas y reformas legales que se vienen llevando a cabo hace años. “La percepción de que es poco probable ser controlado, los excesos de velocidad, el consumo de alcohol y otras sustancias, la falta de legislación uniforme y de inversión en infraestructura también atentan contra la salud de los usuarios del tránsito”, aseguraron desde el organismo.

En el desglose del relevamiento se observa que las lesiones ocasionadas por el tránsito conforman el principal mecanismo de muerte por causa externa en niños y niñas de 1 a 15 años. Las 266 muertes en promedio al año implican la escalofriante cifra de cinco menores fallecidos cada semana. De hecho, una comparación es lapidaria: mientras en 2019 perdieron la vida 32 nenes y nenas por una enfermedad grave como meningitis, 181 lo hicieron por siniestros viales.

“Mucha gente cree que no va a haber consecuencias si rompe las reglas de tránsito, entonces circula sin elementos de seguridad o habiendo consumido sustancias. Además, existe una disparidad en la normativa legal a lo largo del país, todos elementos que atentan contra una vía pública segura para todos”, reflexionó Rubén Zabala, pediatra y secretario del Comité Nacional de Prevención de Lesiones de la SAP.

Se calcula que solamente el 55% de los conductores utiliza el cinturón y uno de cada cinco pasajeros de asientos traseros lo hace. Además, uno de cada cuatro (26,4%) de los menores de 10 años circula con el elemento de seguridad necesario. Por otra parte, uno de cada diez (42%) menores de cuatro años viajan con un sistema de retención infantil, las conocidas como sillitas del auto, y por si fuera poco el 85% de estos sistemas está instalado incorrectamente.

“Corregir estos factores salva vidas: no hay manera más clara de decirlo. Usar el cinturón e instalar correctamente la sillita para los menores puede cambiar el destino de nuestros hijos, sobrinos y nietos. Existe una falta de percepción del riesgo a la hora de subirnos al auto, pero la realidad es que, por más de que uno sea prudente al volante, las colisiones pueden existir y los elementos de seguridad pueden salvarnos la vida y prevenir lesiones graves y, en ocasiones, irreversibles”, aseveró Osvaldo Aymo, médico pediatra e integrante del Comité Nacional de Prevención de Lesiones de la SAP.