Sunday 17 de October, 2021

“Nadie deja de estudiar”: el crecimiento de la Universidad de Morón en medio de la pandemia

La entidad académica incorporó tecnología de última generación para desarrollar un sistema que garantice la calidad de la oferta para las más de 65 carreras que dicta. La migración de lo presencial a lo virtual y el desafío de sostener a estudiantes con problemas económicos.

Pablo Navarro, entusiasmado con los desafíos por venir para sostener la oferta educativa de la Universidad de Morón

En el último llamado a exámenes de marzo pasado, en la Universidad de Morón (UM) se configuraron 5.800 mesas para evaluar a estudiantes de diferentes niveles. Eso refleja la inserción territorial de la entidad académica y cómo se resolvió el desafío de continuar dictando aprendizajes de nivel superior aún en pandemia.

Las 65 carreras sumados a los 2.800 cursos que dicta la UM contaron con una transformación tecnológica “nos permitió migrar hacia un modelo de aulas virtuales y cumplir con el cien por ciento de la oferta académica en 2020”, afirmó el secretario general de la casa de altos estudios, Pablo Navarro, en conversación con Adrián Noriega en la emisión del programa periodístico Primer Plano.

La adquisición de Blackboard, una de las plataformas más importantes del mundo para el dictado de clases, permite que los alumnos y las alumnas que estudian en la institución cuenten con herramientas como laboratorios virtuales, con libros digitales que en ciertas carreras hasta los tienen en forma gratuita.

Pero el compromiso evidenciado por las autoridades de la universidad no se expresa únicamente en el mejoramiento de las condiciones sino también en el respaldo económico a su matrícula. “Nadie deja de estudiar”, fue la determinación dada por su rector, Héctor Norberto Porto Lemma, lo que derivó en una fuerte retención de estudiantes en base a una inversión que evitó la deserción. “Tenemos una tradición de acompañar a estudiantes que no pueden pagar su cuota. Eso nos permite devolver un poco este ida y vuelta que la comunidad hacer por nuestra universidad también”, agregó Navarro.

La Universidad de Morón cedió parte de sus instalaciones para montar un vacunatorio contra el Covid-19

Frente al covid, la enseñanza en todos sus formatos requiere adaptación y hasta reinvención para garantizar la totalidad de la oferta académica. Pero también de un fuerte compromiso social con la comunidad. Por eso, el predio anexo del Hospital Interzonal General de Agudos ‘Profesor Dr. Luis Güemes’, de Haedo, la UM dispuso que se utilice como centro de vacunación contra el COVID-19. Además, sumó voluntades con la ayuda de estudiantes de medicina y de enfermería para el combate contra la pandemia que pone en jaque a la humanidad.

Otra modalidad con que la UM decidió realizar un aporte comunitario fue a través de la elaboración de 2000 litros de alcohol en gel destinado al Hospital de Morón y a distintos dispositivos de salud del Municipio. Se trata de una tarea mancomunada entre la universidad, que provee los insumos y los laboratorios, y la Municipalidad de Morón, que brinda el etanol.

En paralelo, investigadores y docentes de la UM, en acuerdo con una empresa privada, crearon el ´Unimorón Desinfector´, un dispositivo portátil de desinfección por LED UV-C -luz ultravioleta banda C- que desinfecta superficies para prevenir el contagio de coronavirus. Una de las principales ventajas es que no necesita líquidos o sustancias que pueden dañar superficies, además de ser un modelo práctico y operativo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram