Tuesday 4 de October, 2022

No vuelve el fútbol de Primera pero el ascenso jugará con juveniles: otro mamarracho más de la AFA

El entrenador del Deportivo Morón, Walter Otta, manifestó su rechazo a la determinación y licenció al plantel durante el fin de semana aunque les pidió a los muchachos estar “con el teléfono abierto”. Si juegan los chicos de inferiores contra Tristán Suárez él no dirigirá al plantel. “El que decidió esto es un descerebrado y debería renunciar”, aseguró.

Ascenso con juveniles
Claudio 'Chiqui' Tapia es el responsable de la insólita medida de que los clubes del ascenso jueguen con juveniles

Otro capítulo más de la vergonzosa historia reciente de la Asociación del Fútbol Argentino se está escribiendo durante este fin de semana. Luego de negociar infructuosamente ayer a lo largo de todo el día en el Ministerio de Trabajo de Nación que el gremio de futbolistas levante el paro convocado, y ante la intransigencia sindical que tuvo eco solidario en todos los planteles de la máxima categoría, los dirigentes decidieron al filo de la medianoche suspender la fecha de Primera División, pero curiosamente no actuaron igual sus pares del ascenso. De todas formas, al rato se confirmó que la B Metro, la C y la D arrancarán con juveniles, sumando vergüenza a este papelón.

“Hoy (por ayer) entrenó un equipo de juveniles con nosotros en el estadio, entrenado por ‘Chiche’ Migliardi y ‘Manteca’ López. Los chicos jugaron contra nuestros titulares y después se verá pero eso correrá por cuenta del club, no nuestra. Yo a ese plantel no lo dirijo el lunes”, sentenció Walter Otta.

“El capitán (Emiliano Mayola) apoyó a los chicos, les dijo que aprovechen la ocasión y dejen al club bien parado. Pero la verdad es que el que temó esta decisión es un descerebrado, debería presentar la renuncia e irse de la dirigencia, sea quien sea, y no venir nunca más”, se enfureció el entrenador del ‘Gallo’. “Si les toca jugar, esperemos que la cosa salga bien, pero si no salen, los únicos que no van a tener responsabilidad en este mamarracho son los chicos”, concluyó Otta.

Lo realmente insólito de esta determinación tomada por los dirigentes del ascenso es que el promotor fue quien todo indica será el futuro presidente de la casa mayor del fútbol, Claudio ‘Chiqui’ Tapia. Es el mandamás del club Barracas Central, y yerno de Hugo Moyano, el líder del gremio camioneros, un hombre de origen sindical y acostumbrado a batallas de este tipo. La realidad es que los juveniles puestos en cancha quedan ubicados en un lugar de “carneros” o rompehuelgas, hecho repudiado por cualquier hombre o mujer que tenga vínculo con la defensa de los derechos de los trabajadores. ¿Cómo explicará Tapia esta aberración que obligará a cometer a los clubes?

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram