Friday 16 de April, 2021

Novedoso estudio: pacientes que tuvieron Covid no requieren la segunda dosis de la vacuna Sputnik V

Es a partir de la respuesta inmune que se registró. La investigación, realizada por científicos del CONICET, sugiere revisar el esquema de inmunización para aquellas personas con antecedentes confirmados de infección por coronavirus, lo que podría acelerar el ritmo de vacunación.

El estudio brindó conclusiones que permitirían optimizar recursos sin comprometer la eficacia de la inmunización

¿Habrá más vacunas Sputnik V disponibles para inmunizar a la población y terminar con la pesadilla de la pandemia de coronavirus? Un reciente estudio realizado por investigadores del CONICET bajo la coordinación del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires abre una nueva esperanza.

Es que la totalidad de las personas analizadas en el trabajo, que son voluntarios y voluntarias del personal de salud del subsector público, desarrolló anticuerpos específicos contra el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) tras recibir el esquema completo de dos dosis de la vacuna Sputnik. Eso, en sí, sugiere revisar el esquema de vacunación para aquellos individuos que han sido previamente infectados con este virus.

“Los resultados del estudio muestran que las personas previamente expuestas al virus, que mostraron tener anticuerpos antes del inicio de la vacunación, generan una respuesta inmune humoral rápida al recibir una dosis de la vacuna Sputnik, produciendo niveles de anticuerpos similares e incluso superiores a los producidos por personas no infectadas que recibieron dos dosis de la vacuna”, afirmó la jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL), investigadora superior del CONICET y miembro del equipo que realizó el estudio, Andrea Gamarnik.

“Estos resultados sugieren que la infección previa genera memoria inmunológica que se evidencia con la primera dosis de Sputnik V produciendo niveles aumentados de anticuerpos en comparación con individuos no infectados previamente”, siguió Jorge Geffner, investigador superior del CONICET en el Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (INBIRS) -que depende del CONICET y la UBA- y miembro del equipo que realizó el estudio.

El hallazgo es una herramienta que invita a las autoridades sanitarias a revisar el esquema de vacunación para aquellas personas con antecedentes confirmados de infección por el coronavirus SARS-CoV-2. Naturalmente, eso que permitiría optimizar recursos sin comprometer la eficacia de la inmunización.

En la primera etapa del estudio se analizó la respuesta inmune de 142 trabajadores de la salud que se ofrecieron como voluntarios (de entre 18 y 59 años) de siete centros públicos de la Provincia de Buenos Aires, de los cuales 22 habían estado previamente infectados con el nuevo coronavirus.

Recientes trabajos con las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna han mostrado que la respuesta humoral luego de una dosis en personas con exposición previa al virus es de tal magnitud que sería posible no aplicar una segunda dosis. De hecho, países como Francia y España adoptaron esa política en ciertas franjas etarias para optimizar recursos.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram