Friday 9 de December, 2022

VIDEO La odisea de Agustín y su mamá: por un paso peatonal roto por obras cruzar las vías es un calvario

Para llegar a la escuela se dirige desde su casa hasta el colegio por el paso peatonal de la calle Corrientes y Stevenson, en cercanías de la estación Merlo Gómez del ferrocarril Belgrano Sur en Morón sur. Pero desde días antes de las vacaciones de invierno transitar por el lugar se volvió poco menos que una misión imposible.

Agustín y su mamá en la odisea diaria: cruzar la vía para llegar a la escuela (las imágenes se publican con autorización de la mamá)

Agustín tiene once años y padece mielomeningocele, una enfermedad conocida como espina bífida. Su vida transita de la mano de la silla de ruedas que tiene prácticamente consigo desde el nacimiento. Con esa herramienta, clave para su desplazamiento, acude todos los días a la escuela Nº 26 Rodolfo Senet de Castelar sur.

Para llegar a su lugar de aprendizaje se dirige desde su casa hasta el colegio por el paso peatonal de la calle Corrientes y Stevenson, en cercanías de la estación Merlo Gómez del ferrocarril Belgrano Sur en Morón sur. Pero desde días antes de las vacaciones de invierno transitar por el lugar se volvió poco menos que una misión imposible.

“Hace algunos años ya hablamos con gente del Municipio de Morón y nos hicieron una rampa para que podamos cruzar. Siempre fue todo bárbaro, pero un mes antes de las vacaciones de invierno empezaron a hacer un cambio de vías de la mano que va para Sáenz, rompieron todo y quedó un pozo enorme. Desde entonces es un problema cruzar por allí”, contó Priscila Rosales, la mamá de Agustín, a Primer Plano Online.

La mujer reveló que en varias ocasiones recibió el apoyo logístico de los trabajadores que llevan adelante la obra, que la ayudaron voluntariamente a cruzar al nene para que ni ella ni él tengan que hacer fuerza. Pero también una vez uno de ellos le sugirió que diera toda la vuelta y atravesara las vías por la estación de Merlo Gómez: en total, eran ocho cuadras más a recorrer.

Y ahora hay algo peor. Es que, a la imposibilidad de cruzar normalmente, se le suma que “de un día para el otro se fueron todas las cuadrillas y quedó todo así”, agregó la mamá. “Encima hice un reclamo virtual y me respondieron que las personas con discapacidad no tenían acceso en zonas de trabajos”, fue la contestación que le llegó por el sistema.

Ya van dos veces que pinchan la rueda de la silla en la que se traslada Agustín, que termina dolorido cuando tiene que pasar por allí y otro tema, que no es menor, es que ya empezó a hacer calor y tanto él como Priscila llegan con transpiración a la escuela, como una pintura de la odisea diaria. “No me gustó para nada hacer el video y publicarlo, pero ojalá que sirva para que se lo resuelvan a mi hijo”, completó.

Primer Plano Online consultó a fuentes de la empresa Trenes Argentinos, que como respuesta oficial informaron que se pondrán a trabajar en el tema para garantizar que Agustín pueda cruzar cuanto antes como corresponde, sin tener que pasar por esa situación que vulnera sus derechos.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram