Friday 12 de August, 2022

Operaron a Joaquín, el adolescente baleado en Ciudad Evita: el triste relato de su mamá sobre “niños que crecen sin infancia”

La intervención fue “exitosa”, según le describieron en el hospital Italiano de San Justo. Le colocaron una placa de platino, le limpiaron la zona y ahora hay que aguardar la evolución. Si todo va bien, en aproximadamente diez días podría volver a casa.

Mamá Natalia y papá Sergio luego de la operación que atravesó Joaquín, de casi tres horas

“Mamá, vení que me pegaron un tiro”. Natalia recuerda esas palabras en el llamado que le hizo su pequeño hijo Joaquín, de doce años, como una pesadilla que no podrá borrar de su mente. A partir de esa comunicación empezó el infierno, del cual va bajando de a poco. Ahora, todas sus fuerzas están puestas en la recuperación de su hijo, baleado en un intento de robo en Ciudad Evita cuando volvía de la escuela.

A ‘Joaqui’ lo operaron ayer en el hospital Italiano de San Justo, a donde fue derivado, de manera “exitosa”, tal como reveló Natalia al canal Todo Noticias. “Le colocaron un platino, le limpiar toda la zona de la fosa nasal, que es donde tenía acumulada mucha sangre. Fue una operación minuciosa, que duró como tres horas. Ahora esperamos que esto evolucione, porque sería muy malo que la bala haya tocado la parte que le da sensibilidad a la cara y la pierda”, agregó.

A su hijo, dos delincuentes que los investigadores definen como sujetos en entre 16 y 20 años le pegaron un balazo en la cara en el intento de robo de su mochila. La secuencia quedó grabada por cámaras de seguridad que la justicia ya tiene en su poder. Por ahora no hay novedades de los sospechosos que ya estarían identificados, según dejaron entrever fuentes del caso.

Aún conmovida, Natalia hace un esfuerzo notable por sacarle lo positivo al drama que viven como familia. “Calculo que todo esto es para que mucha gente empiece a cambiar y los que tienen el poder vean cómo sufrimos y no haya más madres que lloren a sus hijos. Si lo que le pasó a Joaqui sirve para algo, bienvenido sea para que esto cambie”, se sinceró.

La bala que lastimó al nene ingresó por el pómulo derecho y salió del lado de la mandíbula, debajo del maxilar izquierdo. Pese a la cantidad de sangre que perdía, nunca perdió la conciencia y alcanzó a avisarle a su mamá de lo que le había sucedido. Incluso hubo vecinas y vecinos de la cuadra que lo asistieron y una enfermera, que pasaba por ahí tras bajar del colectivo, fue la que se hizo cargo de acompañarlo hasta el hospital en un patrullero, dado que la ambulancia no llegaba.

El hecho sucedió alrededor de las 17.30 del miércoles pasado en el cruce de la avenida Eva Perón y El Maracaná, luego de que Joaquín salió del colegio y se dirigía a su casa. Dos jóvenes lo interceptaron y le dispararon. El nene caminó hasta desplomarse en la puerta del supermercado chino, ubicado en el boulevard Teniente General Juan Domingo Perón, esquina El Maracaná.

“Nos mudamos ahí pensando que era un lugar tranquilo, pero ahora es escuchar todos los días algo así. Y ahora se están metiendo con los más chiquitos: salen a cazar gente. ¿Será gente resentida socialmente que piensa que esos chicos tienen mucho? Allá (en Ciudad Evita) no hay infancia: mi hijo tiene una bicicleta y no la quiere usar por miedo a que se la roben. No tienen infancia”, concluyó Natalia.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario