Saturday 26 de September, 2020

Operativo «Callao»: desbaratan banda internacional de narcotraficantes en La Matanza

Como resultados de los operativos hubo 30 mil dosis de droga secuestrada y 16 detenidos. Hubo catorce allanamientos de los que participaron cerca de 300 policías de diferentes dependencias

El ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, presentó este mediodía en La Matanza los resultados del operativo «Callao» donde se desbarató a una banda internacional de narcotraficantes y se incautaron más de 30 mil dosis de cocaína, 12 kilos de marihuana y armas de grueso calibre.

En la conferencia de prensa, que se llevó a cabo en el Centro de Coordinación Estratégica de la Policía, ubicado en la autopista Ricchieri y Camino de Cintura (Puente 12), el funcionario provincial afirmó que «tenemos más de 30 mil dosis de droga secuestrada y 16 detenidos que son parte de una banda denominada «Mara» que sabemos que está extendida por otros lados» y destacó que estos operativos «son parte de un combate que está dando seriamente la Policía de la Provincia de Buenos Aires con un gran acompañamiento por el lado de la Justicia»

Finalmente, Ritondo sostuvo que «debemos dar todas las garantías para que los fiscales, la justicia y la Policía actúen. Tienen todo nuestro respaldo, saben que pueden trabajar tranquilos, que hay firmeza, que hay un compromiso del gobierno de acompañar estas decisiones.»

Esta banda internacional de narcotraficantes con vínculos con el cártel «Oropeza» de Perú y la pandilla criminal conocida como «Mara Salvatrucha» («MS13») fue desbaratada en las últimas horas luego de un megaoperativo que efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires realizaron en La Matanza y Ezeiza.

La organización criminal era comandada por tres sujetos conocidos como «Mocosón», «Cojo René» y «Jesús», oriundos de la ciudad peruana de El Callao, quienes fueron apresados junto a otros trece integrantes de la banda, entre los que hay ciudadanos argentinos, un boliviano y un paraguayo.

La investigación estuvo a cargo de efectivos de la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de La Matanza, quienes secuestraron 30 mil dosis de cocaína (paco, pasta base y alita de mosca), 12 kilogramos de marihuana y 7 armas de grueso calibre: 2 fusiles, uno con mira láser, y 5 pistolas 9 mm.

Las primeras pesquisas –en las que intervino la UFI Temática de Estupefacientes del Departamento Judicial La Matanza, a cargo de Dr. Marcos Borghi- habían determinado que la banda se había instalado en la villa de emergencia Las Achiras y en la localidad de Villa Celina. Además, se constató que eligieron estos sitios en virtud de su cercanía con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las similitudes demográficas y edilicias con la villa 1.11.14.

Tras ello, se realizaron tareas de inteligencia, como filmaciones, toma de placas fotográficas, seguimientos y observaciones, por medio de las que se establecieron que sus integrantes habían montado «tienditas», terminología con la que ellos denominan a los lugares de ventas de estupefacientes al menudeo, sitios custodiados por individuos fuertemente armados.

Debido a esto, se realizaron catorce allanamientos de los que participaron cerca de 300 policías de diferentes dependencias, en los que, además de la cocaína y la marihuana, se incautaron dos fusiles, uno de ellos con mira láser y el restante similar a un AK-47; cinco pistolas 9 milímetros y una gran cantidad de municiones de diferentes calibres, entre ellas varias de teflón perfora chalecos antibalas.

Asimismo, en los registros –trece realizados en La Matanza y el restante en Ezeiza, donde fueron apresados los tres jefes narcos – los policías secuestraron cinco automóviles de alta gama, una motocicleta, dinero en efectivo y documentación de importancia, entre otros elementos de interés para la causa.

En tanto, se estableció que entre los 16 aprehendidos (tres de ellos mujeres), once son peruanos, tres argentinos, uno boliviano y el restante paraguayo.

Por otra parte, se constató que los cabecillas de la organización eran integrantes de la banda peruana conocida como «Carrillo» o «Callao», que «Mocosón» era uno de los jefes del «MS13» en ese país y que «Cojo René» era sicario del cártel de Oropeza. A los tres también se los acusa de múltiples homicidios.

De los procedimientos, en tanto, también participaron 35 grupos operativos de otras delegaciones de Drogas Ilícitas, dos escuadrones del Grupo Halcón, personal de Caballería e Infantería y de la Oficina de Enlace con Interpol de esta Policía.

En la causa, además de la UFI de Estupefacientes, interviene el Juzgado de Garantías N° 1 del Departamento Judicial La Matanza, a cargo de la jueza Mary Mabel Castillo, y la Fiscal General del mismo distrito, Patricia Ochoa.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram