Saturday 19 de September, 2020

Opinión sobre el conflicto policial: un reclamo totalmente justo, llevado a cabo en el peor momento y de la peor manera

El actual intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, es un hombre retirado de la Policía de la provincia de Buenos Aires. Hoy transita su segundo mandato luego de haber dejado el uniforme y volcarse de lleno a la actividad política. Desde ese lugar analizó para Primer Plano Online lo sucedido.

“A mí, como ex policía, algunas situaciones de la protesta me dieron vergüenza", indicó Guillermo Britos

Superado el conflicto policial que puso en jaque a la institucionalidad en la provincia de Buenos Aires, Primer Plano Online sigue cosechando opiniones de una semana que será difícil de olvidar para la clase política no sólo por lo que pasó sino por lo que pudo haber ocurrido y lo que pasará de ahora en más.

Hay una delgada línea que divide al qué del cómo, es decir, nadie desconoce la legitimidad del reclamo pero las miradas están puestas en la revuelta que se generó. Ver policías rodeando la Quinta Presidencial de Olivos es una imagen que remite a otros tiempos, y esa fotografía fue la más preocupante de todo lo acontecido desde el lunes por la noche.

Primer Plano Online convocó al actual intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, para conocer su mirada. No es alguien más: es un hombre retirado de la Policía de la provincia de Buenos Aires, que hoy transita su segundo mandato al frente de su distrito luego de haber dejado el uniforme y volcarse de lleno a la actividad política. Anteriormente fue diputado provincial. No sólo es una palabra autorizada por su pasado y su presente, sino que durante las horas más calientes del conflicto algunos lo mencionaron como posible reemplazo del ministro Sergio Berni.

“A mí, como ex policía, algunas situaciones de la protesta me dieron vergüenza. Ver a diez efectivos colgados de un patrullero, uniformados y armados, gritando, saltando, bailando no es lo q la sociedad espera de un policía”, expresó Britos. A continuación, su columna completa.

De todos los que ocupamos cargos políticos, debo ser quien más respeta a los buenos policías. Mi pasado de 30 años en la fuerza y haber vivido desde mis primeros años de vida en destacamentos policiales junto a mi padre, me han permitido conocer desde siempre las vivencias y las carencias de los policías.

Desde que volvió la democracia pertenecí a la Policía. Soy de la primera promoción, la que nos entregó en diciembre de 1983 el Dr. ARMENDARIZ el diploma de oficial y desde ese momento hasta octubre de 2011, cuando en la gestión de SCIOLI me retiré para ingresar a la Cámara de Diputados de la Provincia, he escuchado miles de promesas que no se cumplieron.

Fundamentalmente, la de dejar de cuidar presos (cada día hay más en los calabozos y los responsables cuando están hacinados siguen siendo los policías); la de dejar de investigar (en 1998 se votó por primera vez la ley de Policía Judicial y en 2013 me tocó votarla a mi), pero sigue investigando la Policía juntos los fiscales y la Policía Judicial sigue siendo una deuda.

Así, muchas promesas más: que no se harían horas extras, que no se trabajaría 24 horas seguidas, que cobraría un sueldo digno y tantas promesas incumplidas. Por supuesto no es culpa esto de AXEL KICILOF, mucho menos de SERGIO BERNI, quien nadie duda respalda a los buenos policías. Tampoco se le puede atribuir toda la responsabilidad a la anterior gestión, si bien es cierto que se ha perdido un gran derecho durante el año 2018.

Siempre la Policía fue de la mano de la paritaria docente: recibía el mismo porcentaje, basado ello en que la Policía no puede tener gremio, por lo que resuelta la paritaria docente la Policía recibía el mismo porcentaje. Esto se perdió en la última gestión y eso generó mayor atraso salarial. Ni hablar del miserable valor de la hora extra, 400 por ciento por debajo de cualquier profesión de riesgo, como es la Policía.

Llegó el momento de resolver muchos temas para la Policía y para el combate a la inseguridad. Pareciera ir en buen camino el gobierno provincial en lo que es equipamiento y tecnología, al menos se ha anunciado junto al Presidente. Si eso va de la mano de mejoras en las condiciones laborales y salarios de la Policía, seguramente una gran parte de la batalla contra el delito estará ganada.

Berni rompió el silencio y negó que haya habido negociación con los policías que protestaron

Le pido a todos los compañeros policías que dejen de marchar en patrulleros, que dejen de cortar calles y manifestarse uniformados. La sociedad no espera eso de nosotros. Les ofrezco apoyarlos en el justo reclamo y dialogar con quien haya que dialogar, pero haciéndolo cumpliendo la ley y la función para la cual han ingresado a la fuerza.

La sociedad cuenta con ustedes, no se dejen manejar por quienes no tienen nada para perder y buscan sus propios intereses. Me tocó trabajar en diputados y ser autor de leyes importantes para que los heridos, las viudas y quienes habían sido perjudicados recuperen sus derechos. Lo seguiré haciendo desde donde me toque. Esperamos todos la pronta solución para esta complicada situación.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario