Wednesday 18 de May, 2022

EXCLUSIVO Ordenaron la captura del acusado por la salvaje agresión contra el veterinario de Morón: está prófugo

Cristian Javier Sosa había sido liberado el viernes pasado, pero como tiene varias condenas anteriores la justicia dispuso su detención porque, en caso de tener un fallo judicial en contra, será de cumplimiento efectivo. Lo fueron a buscar ayer por la tarde y no lo encontraron.

Cristian Javier Sosa se encuentra prófugo de la justicia por la salvaje agresión contra el veterinario del jueves pasado

La violenta agresión que le propinó al veterinario Claudio Burgarella (58) en el comercio Adap, ubicado en Hipólito Yrigoyen al 900 de Morón, le va a terminar costando caro a Cristian Javier Sosa, el atacante. Es que la justicia acaba de ordenar su captura luego de haberlo ido a buscar ayer a tres domicilios y no encontrarlo. Técnicamente se encuentra en condición de prófugo.

Como informó Primer Plano Online la semana pasada, el acusado y su esposa, abogada, hacían atender a su perra caniche en esa veterinaria por un problema de pulgas y garrapatas. El tratamiento implicaba que el matrimonio realice unos cortes de pelo en su casa, y en uno de esos cortes le provocaron una herida a la mascota cerca de la tetilla. Pasados unos días decidieron llevar al animal por una infección que se le había provocado.

Después del caso en Morón, veterinarios protestan en reclamo por la violencia que sufren

“Le hicieron la asistencia requerida y se la devolvieron, con la indicación de que al otro día regrese para control. Cosa que nunca pasó porque esa noche la perra murió. La pareja fue a pedir explicaciones y Sosa terminó golpeando a Burgarella hasta dejarlo desmayado en el suelo”, sintetizó una fuente judicial. En esa agresión el profesional sufrió fractura de cráneo, de mandíbula y una grave herida en el ojo.

Sin embargo, a las pocas horas el agresor quedó en libertad en el contexto de una causa por lesiones graves, que para la jueza de Garantías Marianella Tschiffely no ameritaba la detención. Lo que sí determinó la magistrada es una restricción perimetral de acercamiento de Sosa hacia el veterinario.

¿Qué cambió ahora? Llegaron los antecedentes penales de Sosa y resulta que el hombre tiene condenas previas por robo, lesiones, tenencia ilegal de arma de guerra y por robo calificado por el uso de arma. Como la última pena la cumplió en 2019 y había sido incorporado al registro de reincidentes, entonces en caso de recaer algún tipo de castigo por la agresión al veterinario será de cumplimiento efectivo.

Por eso la jueza ordenó su detención, pero cuando lo fueron a buscar a los lugares que suele frecuentar ya no estaba. Con lo cual se encuentra técnicamente prófugo y ordenaron su captura.

Sosa estuvo aprehendido por unas horas luego de la agresión pero fue liberado: ahora la justicia volvió a pedir su captura

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram