Tuesday 26 de January, 2021

Organizan una masiva manifestación para pedir cárcel común frente a la casa de Castelar Sur del represor Hidalgo Garzón

“Si no hay justicia hay escrache”, es la consigna de organizaciones políticas, sindicales, sociales y de Derechos Humanos para pedir que el genocida condenado a perpetua por delitos de lesa humanidad vaya a la cárcel.

Carlos Hidalgo Garzón
Organizaciones políticas y sociales marcharán el sábado 3 de marzo para pedir que Hidalgo Garzón purgue su condena en cárcel común

Organizaciones sociales, políticas, sindicales y de Derechos Humanos del oeste marcharán el próximo sábado 3 de marzo para pedir cárcel común y efectiva para el represor Carlos Hidalgo Garzón, que se encuentra gozando de un arresto domiciliario otorgado por la justicia pese a haber sido condenado a perpetua por crímenes de lesa humanidad y apropiación de bebés durante la última dictadura militar.

La concentración saldrá del triángulo en Blas Parera y Berlín a las 16 y se dirigirá, en columnas, hasta 14 de julio 3676, de Castelar Sur, la casa en que el genocida se encuentra cumpliendo la prisión ordenada por el tribunal que lo condenó. Los manifestantes pretenden realizar un festival con radio abierta en las puertas de la casa donde está alojado en represor, y leerán además una carta escrita por una nieta que recuperó su identidad.

Como se sabe, desde Abuelas de Plaza de Mayo denunciaron que, a mediados de enero, Hidalgo Garzón salió al menos dos veces de su vivienda sin autorización y que además admitió, en una denuncia policial, tener armas en su poder. Por ese motivo, el organismo de Derechos Humanos solicitó al Tribunal Oral Criminal 1 de San Martín el fin de ese beneficio, y reclamó a los jueces que ordenen la inmediata detención del represor y de su mujer (también apropiadora) María Francisca Morillo, quien está condenada pero libre y oficia paradójicamente como garante de que el represor condenado no salga de la casa.

Carlos Hidalgo Garzón

El ex oficial de inteligencia del Ejército fue sentenciado por sus crímenes en el centro clandestino La Cacha y la apropiación de la hija de dos de sus víctimas. Se trata de Catalina de Sanctis, quien nació durante el cautiverio de su madre en Campo de Mayo en agosto de 1977 y recuperó su identidad recién en 2008. Dos años después, Hidalgo Garzón, que integró el Batallón de Inteligencia 601, fue detenido y posteriormente juzgado.

El 22 de diciembre último, la Cámara de Casación le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria, que se hizo efectivo el 10 de enero de 2018. Solo dos días más tarde, Hidalgo Garzón violó las condiciones impuestas para mantener el arresto domiciliario, dado que el Programa de Asistencia para Personas Bajo Vigilancia Electrónica informó la salida sin autorización judicial en dos oportunidades, los días 12 y 15 de enero.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram