Monday 10 de August, 2020

Otro caso de abuso sexual virtual infantil y las alarmas encendidas: el acosador es un amigo de la familia de la víctima

El hecho fue denunciado en la Comisaría de la Mujer de Morón el martes y el jueves fue allanada la vivienda del acusado, en Hurlingham. El sujeto ya había cambiado su número de celular, pero el aparato desde el cual acosó a la menor de 14 años fue secuestrado por la Policía.

Al imputado le secuestraron varios teléfonos celulares: desde uno de ellos acosó a la menor

Otro hecho verdaderamente estremecedor enciende de nuevo las alarmas en lo que hace al cuidado del uso de las redes sociales y los teléfonos celulares por parte de los adolescentes, y el necesario e indispensable cuidado de los adultos.

En este caso, lo novedoso del caso que revela Primer Plano Online, caratulado en el código penal como Grooming, que no es otra cosa que abuso sexual virtual infantil, es que el acosador de una adolescente de 14 años fue un conocido de la familia de la víctima, cuyo domicilio ya fue allanado.

El hecho se descubrió el martes pasado, luego de la confesión de la niña a su mamá de lo que le estaba sucediendo. De inmediato, tanto su madre como su padre acompañaron a la menor a realizar la denuncia a la Comisaría de la Mujer en Morón. Allí, la responsable de la dependencia contuvo y tomó de inmediato la exposición de los padres y la hizo saber a la justicia, en este caso de la UFI Nº 5 del Departamento Judicial Morón, a cargo de los fiscales Claudio Oviedo y Marisa Monti, responsable de este tipo de investigaciones.

En su declaración, la menor y sus padres presentaron los chats con el acusado. Entre otras cosas, el hombre le preguntaba a la jovencita si podía confiar en ella, si estaba sola y si le podía enviar fotos desnuda, siempre manipulándola en la conversación.

La víctima, lejos de callar pero bajo la presión de sentirse con vergüenza por lo que le tocó vivir, decidió hablar y un dato importantísimo, según los investigadores: tanto papá como mamá creyeron en su palabra y la posicionaron como víctima de un acosador. Por eso decidieron avanzar para que se esclarezca el hecho.

Con toda la documentación reunida, el juez de Garantías Gustavo Robles ordenó que la Policía Federal realice un allanamiento en la vivienda del sujeto, ubicada en Hurlingham. Hasta allí llegaron los efectivos el jueves, y sorprendieron al sujeto, que vive con sus padres. En ese momento le comunicaron los motivos del procedimiento y se lo llevaron en condición de aprehendido.

Lo particular del caso es que, entre la denuncia del martes y el operativo del jueves, el imputado ya había cambiado su número de celular. “Eso quedó probado al detectar que tenía una nueva línea por la cual se comunicaba”, indicó una fuente de la investigación a Primer Plano Online.

“El grooming es la puerta de ingreso para cometer delitos contra la integridad sexual, entre los cuales está la producción de pornografía infantil”, señaló a este medio el fiscal Claudio Oviedo, a cargo de la pesquisa. «Es importante, sobre todo en este tiempo de pandemia, esforzarnos como padres en acompañar a nuestros hijos e hijas no sólo desde el control sino compartiendo con ellos momentos de la vida cotidiana que los alejen de los entornos digitales y permitan fortalecer los vínculos de confianza, para que cuando ocurra un hecho así sientan la seguridad de que los adultos los van a acompañar y no a juzgar», reflexionó.

El sujeto, de 29 años, fue aprehendido, declaró y ya recuperó la libertad, pero quedó procesado en la causa.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram