Saturday 19 de September, 2020

Otro caso de justicia por mano propia: mató de un escopetazo a un ladrón que entró a robar a su casa

Ocurrió anoche en Ciudadela Norte. El delincuente cayó muerto en el acto luego de recibir el balazo mortal en el pecho. La justicia ordenó la aprehensión del dueño de la vivienda, al que se lo acusa de homicidio.

Al arribo de la Policía el escenario era dantesco: en el patio de la casa había un sujeto ya muerto, tendido en el suelo, boca arriba y ensangrentado

Un llamado desesperado al 911 indicó que una joven le avisó a su madre que tenía “un delincuente en el patio de casa”. La mamá llamó a la Policía para dar aviso del hecho y, a los pocos minutos, se descubrió lo que pasaba. Fue durante la madrugada de hoy.

Ocurrió en Ciudadela Norte, sobre la calle Teniente Ricchieri al 2.800. Hasta allí llegó personal del Comando de Patrullas de Tres de Febrero, que advertido por la situación se trasladó en un móvil. Al arribo el escenario era dantesco: en el patio de la casa había un sujeto ya muerto, tendido en el suelo, boca arriba y ensangrentado.

Según narró la pareja dueña de casa, que son una hermana y un hermano, se encontraron con el malviviente ingresando a la finca con un cuchillo. Según declaró el hombre, de profesión tatuador, el malviviente le estaba sustrayendo la batería del auto, y se trenzó en lucha con él, aunque se alejó porque el asaltante portaba un arma blanca en una de sus manos.

En esas circunstancias, el propietario de la vivienda ingresó a la finca, tomó una escopeta calibre 16 -de la que no posee documentación, aclararon fuentes judiciales- y le disparó en el pecho, que le dio muerte en el acto. Interviene en la investigación la UFI Nº 2 de San Martín, que dispuso la aprehensión del tatuador en una causa caratulada como tentativa de robo y homicidio.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram